Conoce por qué estos 5 personajes están cambiando el mundo

La revista TIME realizó su clásico listado que, año a año, elige a presidentes, primer ministros, cantantes, deportistas, ejecutivos y celebridades.

En su edición 2017, la lista se dividió en cinco grupos: pioneros, líderes, artistas, titanes e íconos.

Los personajes destacados se caracterizan por su diversidad. Hombres y mujeres de todos los estratos de la sociedad y de todos los rincones del planeta que, a su manera y desde su lugar, están cambiando el mundo.

Entre los hallazgos que dejó la publicación, el jugador del Barcelona y de la selección de Brasil, Neymar Jr. aparece como el único futbolista; del mundo del espectáculo destacan las ganadoras del Oscar a Mejor Actriz y Mejor Actriz de Reparto, Emma Stone y Viola Davis, respectivamente; también Ed Sheeran, John Legend y Demi Lovato entre las personalidades ligadas a la música.

Por otra parte, jefes de Estado como Donald Trump, Kim Jon-un, Theresa May y Vladimir Putin encabezan el apartado de «líderes».

El Papa Francisco, la modelo y activista Ashley Graham o el ganador del Grammy, Chance The Rapper, también tienen presencia en el listado.

Estoss son cinco de los más representativos que lograron una transformación social significativa y que están en boca de todos en las cinco categorías.

Emma Stone: Artista

Ya hace tiempo que Emma Stone aporta con cada uno de sus papeles un pequeño grano de arena a su consagración como toda una figura de Hollywood. Con su participación en el film «Birdman» ya había sido considerada para el Oscar como Mejor Actriz de Reparto, pero en el 2016 el estrellato se definió con el multipremiado film «La La Land». Después de los BAFTA y los Globos de Oro, la bella Emma Stone, de sólo 28 años, se apoderó del Oscar como Mejor Actriz. Aunque hizo público su temor a la fama, su simpatía y su talento tiene atrapados a jóvenes y adultos que encuentran en ella una inspiración.

Dueña de una belleza ultrafemenina, la magnética pelirroja acostumbra cautivar todas las miradas en cada alfombra roja. Una combinación única de talento y estilo. En la edición de influencers de TIME, Brie Larson, actriz ganadora del Oscar y amiga de Stone, le dedicó unas sentidas palabras: «Como actriz, Emma es valiente devastadora, hilarante, real, compleja, encantadora y mucho más. Pero Emma también asume importantes roles fuera de la pantalla. La amiga desinteresada, una sabia psicóloga, la líder intrépida, la chica más cool de la fiesta. Se que ella jugó esos papeles en mi vida y por eso la admiro»

Riz Ahmed: Pionero

Riz Ahmed fue la revelación del 2016 y en el 2017 pisa más fuerte que nunca. El actor y rapero inglés de origen pakistaní ya era conocido en el circuito de cine independiente por películas como «Four Lions» o «Trishna», pero el papel que lo catapultó a la fama fue en «Nightcrawler» junto a Jake Gyllenhaal. El año pasado, cautivó a los espectadores de «The Night Of», en el que interpretó a un joven que es encarcelado por el asesinato de una mujer, y cuya inocencia se pone en duda a cada momento. Fue uno de los papeles protagónicos más alabados. Pero al mainstream hollywoodense llegó de la mano del tanque de Star Wars, en la precuela «Rogue One», como Bodhi Rook.

Su nuevo estrellato lo utiliza principalmente para indagar sobre la experiencia del inmigrante, una causa que lleva con pasión. Habla sobre sus orígenes, y como la cara de una nación, ya sea su natal Gran Bretaña, como Estados Unidos, cambia con las nuevas corrientes migratorias, y por qué eso es bueno. Es también un activista que busca reunir fondos para los refugiados de Siria, y busca más diversidad en los representantes del gobierno británico. Con su trabajo, sus palabras y su consciencia inspira de manera constante, y, como explica Lin-Manuel Miranda en su perfil de Time, éste es sólo el comienzo.

Evan Spiegel: Titán

Evan Spiegel es además de indiscreto, imprudente, arrogante, genio, inspirador, sex symbol y rico el creador de Snapchat. Aunque su perfil y su creación no pueden estar disociadas. Es un hijo de la era de la comunicación. Profeta de una idea rupturista, dice ser «el resultado de todo lo que he hecho, pero no soy la acumulación de esos actos». Para respaldar con hechos el concepto de la contemporaneidad borró todos sus tuits al cumplir 25 años. «Mi identidad es la persona que soy ahora mismo», jura. «Lo que hice antes no tiene importancia», exclama. El leitmotiv de Snapchat, la red social en la que las publicaciones se autodestruyen.

Su fortuna asciende hasta los cuatro mil millones de dólares, escala al puesto 854 en el ranking de los ricos del globo. De cuna de oro, de actitud altanera en su adolescencia, su espíritu de llevarse puesto al mundo le jugó en contra cuando se filtraron correos electrónicos de su época universitaria. Entre alardes y anécdotas, se encontraron declaraciones que destilaban sexismo, homofobia y racismo. Luego dijo: «No tengo excusa. Lamento haberlos escrito y fui un idiota por haberlo hecho. De ninguna manera reflejan quién soy hoy en día ni mi opinión». Porque lo que hizo antes no tiene importancia, como recrea su mejor obra, Snapchat.

Theresa May: Líder

Hermética, dura y de perfil bajo. La cualidades que definen la carrera política de Theresa May (60 años) van en comunión con su personalidad. Miembro del Parlamento desde 1997, en su gestión como ministra, se caracterizó por su política dura en materia de inmigración, lucha contra el terrorismo, vigilancia y abusos de menores. Señalada como la heredera de Margaret Thatcher, forma parte de las mujeres poderosas y destinadas a cambiar el curso de la historia.

Decidida y valiente, la primera ministra británica se erigió como líder tras el referéndum sobre el Brexit. En el horizonte, asoman una serie de enormes desafíos por afrontar. Deberá rehacer una nación, guiar la voluntad democrática de Gran Bretaña, tras la salida de la Unión Europea.

En su vida, las obsesiones no rodean solo al mundo político. Tiene pasiones ajenas, como la moda. Es devota de las tendencias y las sigue a través de Vogue. Incluso, hace poco se animó a posar para la edición USA.

Ashley Graham: Ícono

Ashley Graham es la chica sin complejos que hace historia en la moda. Es el bastión de la belleza real: 28 años y un cuerpo de curvas pronunciadas que la convirtió en un referente del mundo fashion. Revolucionó la estética en el campo de la alta costura y es el foco de un cambio en la interpretación del concepto belleza. «Sé que mis curvas son sexis y quiero que el resto del mundo sepa que las suyas también lo son. No hay razón para esconderse, pero sí muchas para presumir», inspiró la modelo curvy o XL más cotizada de la industria.

Al punto que la revista Forbes la consideró como una de las personas menores de 30 años con más influencia del mundo, por su desparpajo y su estilo. Conquistó espacios de exposición impensados para la industria de la moda: brilló en el Fashion Week de Nueva York, posó para Calendario Pirelli y se lució en traje de baño para Sports Illustrated. Ashley Graham es la bandera de un movimiento que se comprime bajo el slogan «I am strong, I am beautiful, #Iamsizesexy» («Soy fuerte, soy hermosa, soy tamaño sexy»).