Descubre a “Tucker”, el perro murciélago que revoluciona las redes

La peculiaridad del perro de tan sólo 3 años de edad, sin imaginarlo lo ha convertido en toda una estrella de Instagram.

La peculiaridad del perro de tan sólo 3 años, sin imaginarlo lo ha convertido en toda una estrella de Instagram, sin tener que caminar por la alfombra roja. La mascota sufre de una rara patología denominada mucopolisacaridosis.

La deformidad facial y en sus patas delanteras provocadas por la enfermedad conocida como mucopolisacaridosis no le es impedimento a “Tucker” para ganarse el cariño de los cibernautas por su carisma y sonrisa.

La popularidad de la mascota se debe a su amplia sonrisa, que sin dudas lo hacen único en su especie y dejan entrever su felicidad plena en todo momento.

El pequeño perro mestizo que entre sus placeres está el jugar con otros perros y pasar tiempo con personas que tienen problemas de salud similares a los suyos, cuenta ya con más 107 mil seguidores en Instagram y quien divierte  a sus seguidores con cada posteo semanal.

Esto viene a ser un claro ejemplo de vida que sin dudas lo posiciona como una de las mascotas favoritas de las redes.

Tucker sufre de una deformidad facial y en sus patas delanteras provocadas por la enfermedad mucopolisacaridosis.

La mascota se conoce vive con su dueña, Brittany Johnson en Los Ángeles y afortunadamente goza de una vida bastante normal.

Su dueña Brittany no deja de recalcar su hiperactividad y fuerza de voluntad, y afirma que se trata de un perro sumamente normal y adorable.

«El solo es capaz de  llenar mi vida con tanta felicidad y  amor. Nunca hubiese imaginado lo tanto que se  puede amar a un animal», aseguró Johnson a Dogster. Contó que adoptó Tucker cuando tenía tan solo 6 meses de edad, después de ver su foto en un sitio web de adopción.

La inusual enfermedad mucopolisacaridosis puede afectar tanto a perros como a gatos y se caracteriza por comprender un grupo de enfermedades genéticas que producen incapacidad de metabolizar adecuadamente los glucosaminoglicanos, debido a la actividad deficiente de ciertas enzimas lisosómicas.

Existen diferentes intensidades de esta enfermedad. Una de las más complejas es la MPS VI, que se caracteriza predominantemente por una grave degeneración del sistema nervioso central.