Conozca la importante labor de Fundación Campo en el oriente del país

Uno de los propósitos principales de la Fundación Campo, es continuar avanzando hacia los territorios de la zona paracentral del país.

EL SALVADOR.- En el marco de la Semana de la Responsabilidad Social Empresarial, Diario Libre SV tuvo la oportunidad de conversar con el Ing. Walter Lazo, quien es el director ejecutivo de la Fundación CAMPO, una institución que trabaja incansablemente para potenciar las comunidades del área rural principalmente territorios de pobreza para que las personas tengan una mejor calidad de vida.

El objetivo principal de la fundación que es mejorar la calidad de vida de las comunidades vulnerables, se lleva a cabo a través de diferentes proyectos y programas que la Fundación enseña a las personas para sobresalir de manera eficaz dentro de la sociedad.

Estos proyectos ayudan a niños, jóvenes y adultos del oriente del país, trabajando de la mano con las Asociaciones de Desarrollo Comunal (ADESCO) de cada zona en una cooperación mutua. Los 4 ejes base de la fundación son los siguientes:

  • Reducción de la brecha de género.
  • Mejora de la infraestructura social.
  • Liderazgo juvenil comunitario.
  • Educación e inclusión financiera.

Hasta la fecha se han beneficiado de forma directa a más de 17,000 familias del área rural por medio de la integración, dejando atrás todas las diferencias que puedan existir, con el fin de trabajar en proyectos en común, manifestó el ingeniero Lazo.

Uno de los propósitos principales de la Fundación Campo, es continuar avanzando hacia los territorios de la zona paracentral del país, ampliar la red de aliados estratégicos mejorando la comunicación externa de la fundación y sistematizar sus operaciones y procesos.

Para conocer más acerca de la Fundación Campo y todo lo que realizan en beneficio de la población, te invitamos a ver el siguiente vídeo.

La Fundación Campo surgió en el período de 1994-1997 producto de un proyecto denominado “Crédito para la Agricultura Sostenible” y fue desarrollado en parte de la zona oriental de El Salvador (Usulután, San Miguel y Morazán), comprendió 4 componentes: Crédito con participación comunitaria, Organización Comunal, Asistencia Técnica Agropecuaria e Investigación Participativa Aplicada.