Jóvenes comparten un plato de comida con personas necesitadas de comunidades de San Salvador y Santa Ana

La actividad se realizó en el marco del “Día comunitario: Plato de arroz”.

EL SALVADOR.- El Movimiento de Graduados de Jóvenes Constructores de Catholic Relief Services (CRS) se unió al «Día Comunitario: Plato de Arroz» con el propósito de compartir alimentos con las personas más necesitadas de la comunidad.

Con esta actividad se beneficiaron a 555 personas en San Salvador y Santa Ana a través de una jornada de distribución en distintos puntos y en comedores públicos en ambas ciudades.

La iniciativa Plato de Arroz nació en 1975 en Estados Unidos entre la comunidad católica, y ahora es replicada anualmente en al menos 40 países, donde CRS tiene presencia humanitaria.

En este 2019 más de 13,000 comunidades alrededor del mundo han participado para llevar un plato de comida a personas que lo necesitan.

En El Salvador, 30 jóvenes del Movimiento de Graduados de Jóvenes Constructores han liderado la organización y logística de Plato de Arroz y en esta ocasión participaron en la actividad 20 voluntarios de CRS y Cáritas, quienes entregaron 75 platos en el Comedor San José en San Salvador, 15 jóvenes que distribuyeron 300 platos en cinco diferentes puntos de la capital y 15 jóvenes en Santa Ana entregando 180 platos en el Comedor Mateo 23.

“Estamos dedicados a trabajar con jóvenes, buscándoles nuevas oportunidades de desarrollo y esta es una de ellas. Es importante recalcar las buenas acciones y responsabilidades que la juventud ha asumido para apoyar a su entorno y despertar sobre las diferentes condiciones.” manifestó Gustavo Garza, coordinador del Modelo Jóvenes Constructores de CRS en El Salvador.

Los jóvenes participantes manifiestan que para ellos este tipo de eventos significa ser parte de algo grande, una oportunidad para ayudar y trabajar de la mano con instituciones o empresas cuyo compromiso es transformar su entorno, compartiendo la motivación, superación y solidaridad.

Alisson Walsh, representante del Movimiento de Graduados de Jóvenes Constructores comentó “Me gusta mucho el trabajo social y servicio comunitario; estando en Jóvenes Constructores descubrí que me identifico en este tipo de eventos. Es una oportunidad para agradecer todo lo que CRS nos ha dado con el proyecto, es una oportunidad para regresar a la comunidad lo que yo recibí.”

Bryan Rivera, también representante del MGJC expresó “Me motivé a ser parte del Movimiento porque me enseñó a ser más humano, a ayudar sin recibir nada a cambio dando alegría a quienes lo necesitan. Aunque sea un pequeño momento, un pequeño gesto, se hace un buen impacto. Es un momento para generar conciencia a la sociedad salvadoreña para que despertemos a ayudar a los demás.”

Los fondos para realizar el Plato de Arroz fueron recaudados gracias a las donaciones del personal de CRS y una contrapartida institucional.

Este es el 4to año consecutivo en el que el MGJC lidera la actividad Plato de Arroz y es primera vez que se apoya a la comunidad de Santa Ana donde nuevos jóvenes se han sumado a la iniciativa por el componente de servicio comunitario enseñado en los proyectos Caminos de la Juventud y Senderos Juveniles.

Se el primero en comentar

Deja tu comentario


*