Howard Cotto sobre liberación del pastor Carlos Rivas: «recibí una orden escrita por la FGR»

EL SALVADOR.- El director general de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Augusto Cotto, reveló detalles sobre el proceso de liberación del pastor del Tabernáculo de Avivamiento Internacional (TAI), Carlos Rivas, quien el pasado viernes fue detenido tras supuestamente ser sorprendido manejando bajo los efectos del alcohol y ser liberado en menos de 48 horas.

«Sobre el caso de liberación del Pastor Carlos Rivas recibí una orden escrita por la Fiscalía General de la República» indicó Cotto, a la vez que argumentó que la PNC detiene y que son los jueces o la FGR los que deciden ya en el proceso.

«En este caso en particular (pastor Rivas) la policía recibe una orden de la Fiscalía, o de un tribunal, ya el mecanismo que utiliza la Fiscalía es una decisión que no está en nuestras manos» aseveró el titular de la policía.

Explicó además que la Policía tiene la facultad de detener a una persona por cometimiento de delitos o infracciones de tránsito, pero no está facultada a liberar a una persona como el caso de el Pastor.

La tarde del pasado jueves 18 de abril se dio a conocer la noticia sobre la detención del pastor Rivas, quien habría sido aprehendido en horas de la madrugada, luego de ser sorprendido manejando en «evidente» estado de ebriedad; sin embargo, en menos de 48 horas fue puesto en libertad tras una orden de fiscales.

El motivo por el cual se había puesto en libertad a Rivas es por que no se contaban con las pruebas para iniciar un proceso judicial por el delito de conducción temeraria.

Ante esto el Fiscal General de la República, Raúl Melara, informó el sábado 20 que había ordenado un proceso interno (investigación) para determinar si el procedimiento realizado con el pastor fue conforme a la Ley.

“Carecer de una prueba de alcotest no debe ser motivo de impunidad para quien pone en peligro la vida de los demás, al conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas”, indicó el Fiscal.

Cotto dijo hoy que consideran que las disposiciones legales no son suficiente para el esclarecimiento de este tipo de hechos y que es conveniente revisar las leyes ya que es bastante común ver que una persona es detenida por consumo de alcohol y a pocas horas o días ya está libre, como en el caso del pastor.

El rligioso se defendió el domingo 21 ante los señalamientos y dijo a su congregación que el no estaba ebrio. «No había dormido toda la noche, me toman la foto y se genera la noticia» dijo a su feligresía.

Dijo además que para no dar más material a los medios de comunicación y redes sociales, dejararía de predicar por un tiempo indefinido y se dedicaría a su familia.