Magistrados Arévalo Domínguez y Martín Rogel dan continuidad al caso Corruptela pese a graves denuncian de testigos que fueron obligados a mentir para fabricarlo

Los magistrados de la Cámara Primera de lo Penal, Guillermo Arévalo Domínguez y Martín Rogel, decidieron revocar las medidas sustitutivas otorgadas a varios imputados en el caso Corruptela a pesar de las graves acusación que recientemente realizaron cuatro fiscales y dos administrativos del Ministerio Público quienes denunciaron haber sido obligados a ser testigos criteriados y mentir para fabricar dicho caso.

A pesar de la grave denuncia interpuesta en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) de los seis testigos que expresan fueron obligados bajo amenazas a dar declaraciones falsas que sirvieran para “fabricar el caso Corruptela” los magistrados desestimaron totalmente dicha denuncia y ayer la Fiscalía General de la República informó que la Cámara Primera de lo Penal de la Primera Sección del Centro revocó las medidas sustitutivas a la detención provisional, otorgadas por la Jueza Cuarto de Paz de San Salvador para tres imputados en el denominado “Caso Corruptela” y a otros involucrados les fijó diferentes sumas de dinero en calidad de caución o fianza.

Todo esto a pesar de que se ha denunciado que dicho caso es fabricado.

En la denuncia de las seis personas que fueron obligadas a ser testigos criteriados queda al descubierto que fueron amedrentados, según confesiones escritas, y además sufrieron vejación por parte del equipo cercano de Meléndez, entre ellos Jorge Cortez, quien fungía como jefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF).

“¿Cómo se explican los magistrados de la Cámara de lo Penal que habiéndose hecho públicas las declaraciones de los fiscales de que fueron obligados a mentir y fabricar denuncias solo para que el exfiscal Douglas Meléndez lograra su reelección, ahora ellos decidan no hacer caso y mucho menos investigar tal atrocidad a la que sometieron a fiscales?” cuestiona sobre la decisión el abogado Hernán Cortez Saravia, defensor en el “Caso Corruptela”.

Otros juristas del país cuestionan el porqué en lugar de investigar lo sucedido a los fiscales y empleados sometidos por el exfiscal Meléndez que sin duda son graves delitos, los magistrados deciden continuar con un proceso fraudulento.

Cabe destacar que el magistrado Arévalo Domínguez guarda un cumulo de denuncia en su contra en la UAIP

La Unidad de Acceso a la Información Pública (UAIP) confirma que el magistrado de la Cámara Primero de lo Penal, Guillermo Arévalo Domínguez, ocupa el lugar 98 de 326 jueces salvadoreños que más acumulan denuncias en su contra.

El sitio web Transparencia Activa agrega que Arévalo Domínguez tiene tres expedientes abiertos desde 2010 en el Departamento de Investigación Judicial de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Se el primero en comentar

Deja tu comentario


*