[VIDEO] Esto dice el conductor de Uber acusado de violar a usuaria que regresaba de una fiesta de disfraces

De acuerdo con el empleado de Uber, él dejó a la joven afuera de su pasaje, y ella incluso le dio cigarros “para el camino” y le dijo que se fuera “tranquilo".

EL SALVADOR.- José Edgar Morales Minero, de 21 años de edad, el conductor de UBER que es acusado del delito de violación en perjuicio de una usuaria, dio su postura en este caso que ha generado escándalo.

Este día Morales será presentado a las autoridades correspondientes para iniciar el debido proceso en su contra, por la presunta violación. Sin embargo, él afirma que no violó a la mujer sino que se trató de una “relación casual” la cual tuvieron por mutuo acuerdo.

“No fue una violación, fue una relación casual normal. Yo todavía la fui a dejar (a la víctima) a su casa y luego yo seguí trabajando. Llegué a mi casa y luego llegó la Policía”, explicó el acusado.

“De repente se la tirás a una chera y pasa. Todavía me dio cigarros y me dijo “dejame aquí porque más adelante es peligroso, no te metás”, agregó el acusado, a la vez que dejó claro que tienen una pareja.

De acuerdo con el empleado de Uber, él dejó a la joven afuera de su pasaje, y ella incluso le dio cigarros “para el camino” y le dijo que se fuera “tranquilo, escríbime”.

“Yo no esperaba que esto me pasara”, dijo el joven ante la prensa.

De acuerdo con las investigaciones, Morales Minero, fue contactado por la víctima (cuya identidad es reservada) para que le realizara un viaje, pero en el trayecto a su destino, no especificado, el sujeto buscó un lugar solitario en una carretera, se estacionó y violó a la mujer que había contratado su servicio.

Tras este hecho, la víctima interpuso una denuncia en UNIMUJER, cerca del lugar donde Morales ejecutó la violación, por lo que la Policía procedió a buscarlo y capturarlo dentro del periodo de flagrancia.

El motorista  fue detenido en la residencia Altos del Bulevar, en el municipio de San Salvador, donde le incautaron tres celulares, y un vehículo Toyota modelo Yaris placas P 335-616, color gris.

Los hechos sucedieron durante la madrugada del domingo 4 de octubre, cuando la joven regresaba a su casa de una fiesta de disfraces a las 5:00 de la mañana.

Se el primero en comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*