CSJ admite denuncia contra juez Mario Mira Montes por varios delitos contra el empresario Enrique Rais

El juez Mario Mira Montes fue acusado por el abogado Rafael Hernán Cortez Saravia por admitir prueba “nula e ilegal”.

EL SALVADOR.- La Sección de Investigación Judicial de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) admitió una demanda contra el juez 8° de Instrucción, Mario Mira Montes, quien es acusado de cometer varios delitos contra el empresario Enrique Rais.

El juez Mario Mira Montes fue acusado por el abogado Rafael Hernán Cortez Saravia por admitir prueba “nula e ilegal”. De acuerdo con el demandante la Fiscalía General de la República (FGR) nunca tuvo una autorización para intervenir los teléfonos cuya propiedad era atribuida al empresario Enrique Rais. También solicitó se separe del caso al juez Mario Mira Montes por su sesgo a favor de la representación del Ministerio Público.

La FGR ha «fabricado» pruebas para «montar» el juicio que en contra del señor Enrique Rais y otras nueve personas con la participación el juzgado 8º de Instrucción, pese a que en numerosos recursos se le ha advertido que el caso es “nulo de nulidad absoluta” por la ilegalidad de los supuestos indicios contra su defendido, afirma el abogado Cortez Saravia.

Los abogados defensores de Rais han realizado una serie de denuncias en el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán y han presentado recursos de apelación ante el juez que hoy es sujeto de investigación, debido a que la FGR presentó un requerimiento después del plazo de seis meses, tiempo de ley para realizar dicho trámite.

Además, el apoderado legal del empresario reiteró en su denuncia contra el juez Mira Montes que decidió continuar con el proceso judicial pese a que se demostró en otros escritos que el Ministerio Público nunca contó con la autorización de un tribunal para intervenir los teléfonos cuya propiedad se atribuyó al señor Enrique Rais.

Esta ilegalidad fue reconocida por la fiscal del caso en un escrito ante la Cámara 1° de lo Penal donde admitió: “Disculpe señor juez, fue un error de la técnico Ena Maricela Granados Ponce, efectivamente el número (intervenido) no era de Enrique Rais, era de otra persona”.

La denuncia admitida por la Sección de Investigación Judicial de la CSJ, el juez 8° de Instrucción de San Salvador reconoce que dichas pruebas están contaminadas, porque la FGR rompió la cadena de custodia, y desarrolla un juicio que tiene como origen anular al señor Enrique Rais para arrebatarle su empresa MIDES y para sacarlo del negocio de la disposición final de la basura.