El FSV firmó carta de voluntad para participar en el programa de Certificación del Sistema de Gestión de Igualdad de Género

El FSV se unió a las acciones de hacer un ambiente laboral más igualitario entre hombres y mujeres de la Alianza para la Igualdad de Género en el ámbito laboral conformada por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS), ISDEMU y Ministerio de Economía, quienes impulsan el proceso de Sellos Igual-ES, con el objetivo de que instituciones autónomas de Gobierno y empresas alcancen dicha certificación.

El Fondo Social para la Vivienda (FSV) firmó la carta de voluntad para participar en el Programa de Certificación del Sistema de Gestión de Igualdad de Género, con el objetivo de profundizar sus acciones en favor de la igualdad laboral y obtener la certificación del Sello Igual-ES.

El FSV se unió a las acciones de hacer un ambiente laboral más igualitario entre hombres y mujeres de la Alianza para la Igualdad de Género en el ámbito laboral conformada por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS), ISDEMU y Ministerio de Economía, quienes impulsan el proceso de Sellos Igual-ES, con el objetivo de que instituciones autónomas de Gobierno y empresas alcancen dicha certificación.

 

El Presidente del FSV, José Tomás Chévez, señaló que como Institución están interesados en participar activamente en el programa de certificación. “Nos facilita la incorporación laboral de las mujeres en empleos libres de violencia y equitativos; además, incrementa la productividad y promueve relaciones equitativas de trabajo en las instituciones , con lo cual está comprometido el FSV” dijo.

El Sello de Igualdad de Género en el ámbito Laboral Igual-ES busca cerrar brechas de género implementando y desarrollando al interior de las instituciones/empresas esferas como: Reclutamiento y selección de personal de forma equitativa, desarrollo profesional y promoción igualitaria entre hombres y mujeres, capacitación y entrenamientos en temas de género, prevención, atención del acoso laboral y sexual en el lugar del trabajo, entre otros.

Las instituciones que reciben el sello son reconocidas por alcanzar estándares específicos de igualdad de género en el trabajo y tienen la oportunidad de generar espacios laborales más eficientes e igualitarios, incrementar el desempeño de su personal y mejorar su imagen pública.