¿Cómo reaccionar ante un asalto y evitar un daño mayor?

Muchas veces surge el impulso de defender lo que es propio, pero tomar acción no es necesariamente lo más inteligente.

Ser víctima de robo causa mucha frustración y muchas veces el impulso de defender lo que es propio predomina. Pero aunque el sentimiento apunte a ello, tomar acción no es necesariamente lo más inteligente.

En El Salvador, el robo es un delito de mucha incidencia a nivel nacional. De acuerdo a una encuesta de Cid Gallup realizada en 2017, uno de cada cuatro salvadoreños ha sido víctima de un robo en diferentes zonas del gran San Salvador, de los cuales, la mayoría están acompañados de un daño a la integridad personal.

Asimismo, la población considera que la delincuencia está en aumento en San Salvador.

En este sentido te presentamos 10 consejos que el Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI) de México recomienda para no empeorar la situación durante un asalto y asegurarse de que lo único que se vea comprometido sea algo material:

1. Trate de mantener la calma

2. Evite mirar a los ojos a los delincuentes

3. No se resista

4. No se enfrente

5. En caso de reconocer al agresor, no decirlo

6. No intentar huir pues podrías ser herido por la espalda

7. No hacer movimientos bruscos

8. No perder de vista las manos del agresor

9. Si el delincuente está bajo los efectos de alguna droga o alcohol se vuelve más agresivo y por lo tanto peligroso.

10. Cuando el delincuente escape, no intente detenerlo.