Alcalde electo de San Salvador no renunciará al bono porque asegura «es una prestación que le da su trabajo»

La semana pasada la junta directiva de la Asamblea Legislativa acordó entregar un bono parcial a los diputados que no resultaron reelectos para la legislatura 2018-2021.

El alcalde electo de San Salvador, Ernesto Muyshondt, confirmó este miércoles que no renunciará al bono parcial aprobado para diputados y empleados salientes de la Asamblea Legislativa.

Muyshondt sostuvo que recibirá dicho bono, ya que este es «una prestación que le da su trabajo» así como también al resto de empleados que terminan contrato en el órgano legislativo.

La semana recién pasada la junta directiva de la Asamblea Legislativa acordó entregar un bono parcial a los diputados que no resultaron reelectos para el próximo periodo en el Parlamento; la medida también aplica para aquellos que buscaron otro cargo de elección popular el pasado 4 de marzo.

Ante esta situación, el FMLN aseguró que sus nuevos diputados electos para la legislatura 2018-2021así como los salientes, no tomarían al pago de la bonificación.

Los parlamentarios efemelenistas: Norma Guevara, Zoila Quijada y Calixto Mejía entregaron cartas a la junta directiva en rechazo al bono. Hoy el Frente aclaró que no son los únicos que renunciaron a este beneficio y que la medida será adoptada por todos los diputados salientes y entrantes, asimismo,  por los 19 suplentes.

En este mismo tema, el diputado del PCN, Reynaldo Cardoza manifestó que «Se esta generando un gran morbo con lo del bono», a la vez que afirmó que los diputados que se van se lo han ganado y se quedan sin trabajo «no hay que satanizarlo» dijo.

Por su parte, el presidente de la Asamblea legislativa, Guillermo Gallegos, pidió a sus colegas del partido GANA no aceptar dicho bono.

«Pido públicamente a mis colegas Juan Pablo Herrera y Abilio Menjívar que no acepten el bono», solicitó.

Señaló además que la decisión fue un acuerdo de junta directiva en el que todos los partidos políticos firmaron que se entregue a diputados salientes y empleados a los que no se les renovará contrato.