Inauguran primera etapa de un Centro de Desarrollo Juvenil en zona baja de Cordillera del Bálsamo

Esta iniciativa es parte del compromiso y trabajo de CESAL con la niñez y la juventud en riesgo.

Con la convicción que la prevención social de la violencia juvenil y de género son fundamentales para el buen desarrollo de las personas, la ONG Española CESAL, busca impulsar cambios que contribuyan a resolver el ambiente de violencia e inseguridad, en un país donde el mero hecho de ser joven y residir en territorios controlados por pandillas significa ser una amenaza.

CESAL, con el apoyo de Fundación Gloria de Kriete, Grupo Vairo, y Fundación Roviralta, ha creado la primera etapa de un Centro de Desarrollo Juvenil (CDJ) a través del cual se implementarán acciones de educación y formación a niñez y juventud de la zona baja  de la Cordillera de El Bálsamo.

Para este proyecto CESAL utilizó $50 mil, de $100 mil recibidos por parte de la Fundación Gloria de Kriete en el año 2015 con el Premio “Ganador de Ganadores” del Programa “Ayudando a quienes ayudan”, además del apoyo de Grupo Vairo y Fundación Roviralta.

El de 2015, es el segundo premio brindado por la Fundación Gloria de Kriete a CESAL y se desarrolló como un reconocimiento a la transparencia y excelente gestión que CESAL hiciera del primer premio de $100 mil que recibió en el año 2013, y que se invirtió en la ampliación y fortalecimiento de programas de promoción cultural para promover la convivencia ciudadana y el asociacionismo juvenil, además de la creación de oportunidades de desarrollo a jóvenes de escasos recursos y en riesgo de exclusión social de la zona baja de la Cordillera de El Bálsamo.

Además con este premio se ha fortalecido a comités de convivencia escolares de la zona, se ha llevado a cabo programas de cultura, orientación familiar, organización juvenil, emprendimientos juveniles, mejora de espacios comunitarios, compra de un microbús para movilidad de jóvenes y técnicos en la zona y la construcción de la primera etapa del CDJ.

Desde el CDJ se llevará a cabo un Programa de Atención Integral donde se implemente itinerarios formativos complementarios al desarrollo personal y a la educación curricular de la niñez y la juventud de la zona, en las áreas de refuerzo académico, formación en valores, empleabilidad juvenil, formación en artes y deporte, entre otras acciones que promuevan su desarrollo y contribuyan a la prevención de la violencia.

Este programa buscará integrar la diversidad de actores que inciden en la vida y desarrollo de la niñez y las juventudes, por lo que contempla el involucramiento y la participación directa de las familias y docentes. 

El Cantón Ateos del municipio de Sacacoyo, también cuenta con un CDJ, este se obtuvo gracias a un comodato realizado por el Grupo Vairo, quien ofreció este espacio a CESAL para la implementación de acciones que contribuyan al desarrollo de la niñez y la juventud de la zona. 

 Asimismo, la Fundación Roviralta donó $ 5 mil para completar el proceso de construcción. En total la suma invertida en la infraestructura construida hasta ahora para el Centro de Desarrollo Juvenil, asciende a $55 mil.

Durante el evento, Alfredo Atanacio, de la empresa UASSIST.ME y embajador de la Campaña #SeElSalvador, presentó una iniciativa de recaudación de fondos que se desarrolla a través de la plataforma www.seelsalvador.org y con la cual se busca el equipamiento del Centro, la compra de materiales didácticos y la construcción de una nueva aula.

 La inauguración del CDJ estuvo llena del espíritu juvenil, con colorido, dinamismo, música, personajes de cuento, cuerpos danzantes, obras de arte, exposición de productos de emprendedores y de diversas iniciativas que se desarrollan con la juventud de la zona. 

 Al mismo tiempo, se contó con la muestra de la exposición fotográfica #SomosSalvador que incluye imágenes del trabajo que se desarrolla desde CESAL con la juventud de La Libertad, Santa Ana y Sonsonate, trabajo de los fotógrafos salvadoreños Luís Tobar, Edgar Romero y el español Eduardo Vásquez.