Juez: Mauricio Funes y Munguía Payés los responsables de la «Tregua» con pandillas

El juez consideró que el pacto de pandillas fue del conocimiento del actual ministro de Defensa Nacional Munguía Payés y el expresidente de la República, Mauricio Funes.

La tregua entre pandillas ha sido considerada como un proceso no transparente en la que han participado varias autoridades del Gobierno del ex presidente Mauricio Funes, según se conoció en requerimiento del caso en su momento.

Pese a ello, solo los que «fueron utilizados» estuvieron procesados, 18 personas entre ellas Raúl Mijango y Nelson Rauda así como empleados penitenciarios que debieron enfrentar la justicia de frente desde el 7 de agosto en el Juzgado Especializado de Sentencia «A» en la capital, cuando se inició juicio.

Tras un largo proceso judicial y 16 meses, los procesados debieron  esperar declaraciones del obispo Fabio Colindres, el ministro Munguía Payés, entre otros, hasta que ayer se conoció que los procesados serian exonerados de los cargos que se les imputaban. ¿Pero porqué?

De acuerdo con el juez,  la Fiscalía General de la República no presentó elementos para probar los delitos y no agotó todas las líneas de investigación en el caso y por tanto debe investigar las «lineas de mando»  en la denominada tregua.

Para el juez,  el pacto de las pandillas que inició en marzo de 2012 fue del conocimiento del actual ministro de Defensa Nacional Munguía Payés y el ex presdidente de la República, Mauricio Funes.

Por lo que destacó que todo los movimientos que realizaron los ex empleados de los penales fue para darle cumplimiento a los acuerdos que tuvo el Gobierno con las pandillas y que eran del conocimiento de Funes y Payés.

A criterio del juez desde un principio, el ex presidente y el ministro de Defensa Nacional tuvieron conocimiento de los traslados de cabecillas de pandillas del centro penal de máxima seguridad a reclusorios de menor seguridad. Dicha acción permitió la reducción notoria de homicidios en esa época.

Se conoció que el 9 de marzo de 2012 se realizó el traslado de cabecillas de pandillas de manera clandestina desde el penal de Zacatecoluca a otros de menos seguridad.

Para el juez,  Munguía Payés era el responsable de supervisar que no se ingresaran ilícitos en centros penales, ya que en ese momento fungía como ministro de Justicia y Seguridad.

Pero el 16 de marzo de 2012, el ministro de Defensa, Francisco Salinas y Nelson Rauda, Director de Centros Penales negaron el pacto con los pandilleros y los beneficios en los centros penitenciarios donde tuvieron acceso a teléfonos celulares, pantallas de televisión e incluso fiestas.

Durante el proceso,  el ministro de Defensa Nacional se presentó a la vista pública del caso pero como un testigo de descargo por parte de la defensa y donde dijo que todo lo que realizó durante la tregua fue apegado a la ley.

El juez consideró además que Munguía Payés  intentó «distorsionar» la realidad. Mientras en el dictamen de acusación presentado por la FGR en la vista pública lo tildó como «cerebro» de la tregua que permitió la reducción de asesinatos.

Manifestó también que Munguía Payés y Francisco Salinas, exdirector de la PNC, alteraron la realidad con el testimonio que dieron durante el juicio del caso.

«Munguía Payés debió por lógica haber tenido conocimiento del traslado de pandilleros a otros penales. Estaba comprometiendo la seguridad del Estado», expusó el juez.

Y mientras todos apuntan al grado de responsabilidad de ambos funcionarios,  el expresidente Mauricio Funes ha dicho en varias ocasiones que su gobierno nunca negoció con las pandillas y que solo facilitó el acuerdo entre las pandillas.

Y aunque esta parte del caso queda cerrada, en las próximas semanas se podría conocer si el ministerio Público (FGR) procederá a investigar a aquellos encargados de la seguridad en los periodos del 2012 -2013, época en las que se dio la tregua en las pandillas.