FMLN rechaza declaraciones «belicistas» de Trump contra Venezuela

El partido en el gobierno reiteró su respaldo a Nicolás Maduro.

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) reiteró ayer su respaldo al gobernante venezolano Nicolás Maduro luego de las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las que asegura que no se descarta la opción militar en ese país sudamericano, ante el agravamiento de la crisis.

En un comunicado de cinco puntos firmado por la comisión política del partido en el gobierno de El Salvador, se considera «agresivas» las declaraciones de Trump, cuyo gobierno ha incluido  Maduro, funcionarios cercanos y personajes ligados a la Asamblea Constituyente en una lista de sancionados por el Departamento del Tesoro.

«En el caso concreto de Venezuela, declaraciones como las del presidente de EUA resultan inútiles para fomentar lo que cualquier gobierno, partido y pueblo debe promover ante un país en dificultades: La pronta y pacífica solución de sus desacuerdos por sí mismos. El Salvador y nuestro partido es, en ese sentido, una voz lo suficientemente autorizada para afirmar que con el diálogo todo acuerdo es posible», dice el tercer punto del comunicado.

A continuación, el FMLN condena ese tipo de posturas, y expresa «nuestro apoyo y solidaridad al pueblo y gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, quienes trabajan día a día para resolver sus propios conflictos internos, apegados a sus leyes y sus instituciones, con la dignidad que les caracteriza como hijos e hijas de Bolívar y Chávez)».

Asimismo, hace un llamado a la comunidad latinoamericana e internacional a pronunciarse de manera «firme y clara» en contra de «esta verborrea belicista».

«Venezuela es un desastre, un desastre. Tenemos muchas opciones para Venezuela. Por cierto, no voy a descartar una opción militar. Tenemos muchas opciones para Venezuela. Es nuestro vecino. En todo el mundo hay problemas en sitios lejanos, Venezuela no está tan lejos y las personas están sufriendo, muriendo. Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluyendo, posiblemente, una opción militar si es necesario», afirmó Trump el viernes pasado.

Su gobierno y una mayoría de países latinoamericanos han rechazado todo el mecanismo que llevó el 30 de julio pasado a la elección de la Asamblea Constituyente, integrada solo por afines al régimen chavista, organismo al que consideran ilegítimo.

El Salvador no está dentro de ese grupo de países que el martes pasado no acudió a una reunión en Lima, Perú, donde 12 de 17 países asistentes coincidieron en que «Venezuela no es una democracia».

En cambio, el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, asistió ese mismo día a una reunión convocada por la cancillería de Venezuela en el marco de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América Latina y el Caribe-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), en la que los asistentes dieron su total respaldo a Maduro y a la Asamblea Constituyente.

Te puede interesar:

12 países latinoamericanos buscan aislar a Maduro, él convoca a cumbre en El Salvador

En esa cita, el gobernante venezolano invitó a los países que están en su contra a discutir en una cumbre las diferencias. Aseguró que ese encuentro se lleve a cabo en El Salvador, ante lo cual Relaciones Exteriores no ha dado una posición oficial. Aunque todo apunta a que el objetivo de Maduro es que se aproveche la cumbre Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebrará a finales de octubre en San Salvador.

Pero el llamado de Maduro a una reunión en El Salvador desencadenó una fuerte reacción del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que consideró el hecho como un «atropello» a la soberanía nacional.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Guillermo Gallegos, también se mostró en contra de una actividad de ese tipo.

ARENA califica de “atropello” convocatoria de Maduro a reunión en El Salvador