ARENA califica de «atropello» convocatoria de Maduro a reunión en El Salvador

El mandatario venezolano pidió a El Salvador organizar una reunión para “restituir otra vez los caminos de América Latina”.

El partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) consideró como un «atropello a la soberanía nacional» el llamado que el martes pasado hizo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para organizar una reunión en El Salvador en la que busca “restituir otra vez los caminos de América Latina”.

«Condenamos el atropello a la soberanía nacional y a la democracia de la República de El Salvador por parte del presidente Nicolás Maduro, al sobrepasar a las autoridades salvadoreñas, la Constitución y las normas diplomáticas internacionales, para tratar de convertir a nuestro país en una sala de reuniones en la cual puede entrar y salir a su antojo, junto a los miembros de los países de la alianza ALBA que apoyan la ilegitimidad de su Asamblea Constituyente, considerada ‘dictatorial’ por las naciones respetuosas de los principios democráticos», dijo ARENA en un comunicado.

Asimismo, el partido de derecha cuestionó el papel del Gobierno de El Salvador, al que se acusó de proporcionar un «respaldo incondicional, ilegal e irrespetuoso que el gobierno de Salvador Sánchez Cerén le ha dado a las acciones tiránicas del régimen del presidente Maduro».

Te puede interesar:

12 países latinoamericanos buscan aislar a Maduro, él convoca a cumbre en El Salvador

ARENA pide al resto de partidos políticos que pidan explicaciones al gobierno por «no permitir que El Salvador fuera parte de la reunión y la declaración de los 17 países latinoamericanos que acordaron no reconocer a la Asamblea Constituyente de Maduro, ni los actos que emanen de ella por su carácter ilegítimo. El partido tricolor busca que en la plenaria de este jueves la Asamblea Legislativa apruebe un pronunciamiento desconociendo a la Asamblea Constituyente, aseguró la diputada Margarita Escobar.

El martes pasado, 12 de 17 países latinoamericanos y Canadá aprobaron la Declaración de Lima, en la que se concluyó que en Venezuela ya no existe democracia. Además, desconocieron a la Asamblea Constituyente, cuyo proceso de convocatoria, elección y conformación de sus representantes es considerado una medida de Maduro para perpetuarse en el poder y eliminar la separación de poderes.

Ese mismo día, la Cancillería de Venezuela convocó a los países miembros de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América Latina y el Caribe-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), a la que acudió como invitado El Salvador.

El país fue representado en la reunión en Caracas por el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez; y el viceministro José Luis Merino. Al encuentro llegó Maduro quien habló de establecer un diálogo con los países que estaban reunidos en Lima.

Fue ahí donde pidió que la reunión se realice en El Salvador, aunque oficialmente el Ministerio de Relaciones Exteriores no ha hecho ningún pronunciamiento.

El Salvador será la sede el 26 y 27 de octubre de la Cumbre de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que es a nivel de presidentes.

La CELAC es el mecanismo preferido por Venezuela para dirimir asuntos internacionales, aunque ha habido un distanciamiento de países como Argentina, Colombia, Costa Rica y Perú, entre otros, que han adoptado una postura crítica por la situación que se vive en Venezuela.

No está claro si El Salvador intentará que al margen de esa cumbre se haga la reunión pedida por Maduro.

Pronunciamiento de ARENA.