El Salvador prepara petición formal de prórroga del TPS

El canciller Hugo Martínez reiteró que no está dicha "la última palabra" sobre la cancelación del programa, por lo que hay que continuar el trabajo de convencer a las autoridade estadounidenses.

El canciller salvadoreño Hugo Martínez (der.) durante una reunión con funcionarios estadounidenses este viernes. Foto vía: @cancilleriasv

El Gobierno de El Salvador tiene previsto presentar una solicitud por escrito a Estados Unidos solicitando la prórroga del Estatus de Protección Temporal (TPS), que beneficia actualmente a 188 mil salvadoreños, informó este viernes el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez.

El funcionario desarrolló este día en Washington D.C. una agenda orientada a promover entre empresarios y funcionarios de la administración del presidente Donald Trump la necesidad de que el programa sea extendida por décima segunda ocasión. El momento es clave ante el temor de que tanto salvadoreños, hondureños y nicaragüenses reciban la noticia de que el programa no sea renovado.

Martínez aclaró que la petición de una nueva prórroga ya se hizo de manera verbal ante el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, en junio pasado durante la Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, desarrollada en Miami, Florida.

«Siempre hemos hecho la petición por escrito alrededor de cuatro meses antes del anuncio de la prórroga, porque es el momento en el cual ya se está en la fase más terminal del análisis que realiza DHS (siglas en inglés del Departamento de Seguridad Nacional). Ahora mismo podrían estar en los análisis preliminares, consultando a otras dependencias», aseguró.

Te puede interesar: Senadores demócratas abogan por continuidad del TPS

El TPS para salvadoreños vencerá el 9 de marzo de 2018, por lo que el anuncio de su continuidad o finalización debe hacerse 0 días antes, en enero del próximo año. Por lo tanto, se calcula que El Salvador enviará la nota formal al Departamento de Estado y al Departamento de Seguridad Nacional en septiembre próximo.

Pese a la preocupación de una probable cancelación del beneficio migratorio, Martínez afirmó en declaraciones a Diario Libre que la «última palabra no está dicha».

Por ello detalló que este viernes sostuvo en la mañana una reunión con empresarios y asociaciones de la industria de la construcción que emplean a compatriotas que están amparados al TPS. «Ellos me planteaban que entre el 10 y 20 por ciento de su fuerza laboral son población TPS que ya tienen muchos años de trabajar en la industria y que, además, son una fuerza laboral calificada que ya no solo está en la parte operativa sino también en los mandos medios de estas empresas», comentó el canciller.

Esos empresarios, según el canciller, manifestaron que hay necesidad de contratar más mano de obra en el ramo de la construcción.

Más tarde, el funcionario se reunió con funcionarios del Departamento de Estado encargados del hemisferio occidental, Centroamérica y el Caribe, entre ellos el subsecretario William Brownfield. Además, se encontró con el asesor de seguridad de la Casa Blanca para asuntos de seguridad en el hemisferio occidental.

A continuación, agregó, tuvo una reunión de trabajo con todo el equipo del DHS, entre ella subsecretaria Elaine Duke, así como directores de agencias clave como Control de Inmigración y Aduanas (ICE), Patrulla Fronteriza y la Agencia de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), la encargada de procesar las solicitudes de reinscripción y emitir los permisos de trabajo para los «tepesianos».

Los 188,000 salvadoreños que todavía permanecen en el TPS están protegidos de la deportación y tienen derecho a un permiso de trabajo.

Lanzan en EUA campaña ¡Salvemos TPS ahora!