Juez gira órdenes de captura por asesinato de asesores estadounidenses en Lolotique

Los asesores militares estadounidenses viajaban en helicóptero que fue derribado por guerrilleros. Fueron ejecutados con disparos en la cabeza.

Foto de Francisco Campos
Foto de Francisco Campos

El fiscal General de la República, Douglas Meléndez, informó esta mañana que un juzgado emitió órdenes de captura contra acusados de participar en el operativo en el que se derribó un helicóptero de la Fuerza Armada en Lolotique, en San Miguel. Entre los ocupantes de la aeronave estaban tres asesores militares estadounidenses, quienes fueron asesinados.

El helicóptero fue derribado por un grupo del FMLN en enero de 1991 y cayó en una zona montañosa de Lolotique, tras ser alcanzado por fuego guerrillero. Los tres  asesores estadounidenses fueron ejecutados con disparos en la cabeza. El FMLN se atribuyó el hecho a través de la radio Venceremos.

Te puede interesar: Juez de Chinameca ordena capturar exguerrilleros por asesinato de militares de EUA en 1991

Los tres ocupantes del helicóptero fueron identificados como el teniente coronel David J. Piquet, el técnico en aviación Ernest Dawson y el piloto Daniel Scott.

El funcionario detalló que este es el primer crimen de guerra donde la  Fiscalía emite órdenes de captura, luego de la derogación de la Ley de Amnistía en julio de 2016 por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

En su declaración no dijo qué tribunal giró las órdenes de captura ni quiénes son los imputados.

«Estamos conociendo 139 denuncias por crímenes de guerra, tanto de víctimas como de organizaciones sociales», destacó el coordinador especial de la FGR.

Las declaraciones fueron brindadas después que Meléndez participara en audiencia pública de seguimiento de sentencia de inconstitucionalidad de la Ley de Amnistía.

Aseguró que envió nota al presidente de la República en 2016 solicitando refuerzo presupuestario para cumplir la sentencia y que hasta la fecha no recibe respuesta aún.

Informó además que dejaría copia de los requerimientos de refuerzo presupuestario para investigar crímenes de guerra, que no han sido contestados.