Sindicalistas denuncian irregularidades en Suchitoto y otros hospitales

Sindicalista de Hospitales de Rosales y Zacamil también estuvieron representados.

Miembros del Sindicato de Trabajadores de la Salud  (SITRASALUD) denunciaron varias irregularidades en el hospital de Suchitoto, por parte de su directora, Blanca Romero, así como también en otros hospitales de la red pública como Rosales y Zacamil.

«La directora (de hospital de Suchitoto) está cometiendo actos arbitrarios. A mí me hizo descuentos arbitrarios, me retuvo salarios, luego que ella metió presa y me descontó, dice que no me lo va devolver porque el Tribunal de Servicio Civil no le ha dicho que lo haga y este me dijo a mí que sí me lo debe devolver, porque la resolución fue a mi favor», fue la queja de una sindicalista del hospital de Suchitoto.

Este hecho sucedió mientras unos sindicalistas protestaban pacíficamente afuera del hospital Suchitoto y las autoridades les enviaron a la policía.

Además los sindicalistas manifiestan que en los hospitales Zacamil y Rosales persiste la carencia en reactivos y medicamentos y lo están ocultando. Y aseguran que las empresas ya no quieren darle fiado al gobierno.

La ministra de salud Violeta Menjívar manifiesta que el abastecimiento ronda el 80%, pero ellos desmienten a la titular.

«A los pacientes con diabetes solo se le están dando 10 pastillas, que solo les duran tres días, cuando necesitan 30, antes llegaban solo a renovar».

Otro problemas dijeron que es que no hay ropa limpia, que se arruinó la luz, no hay sala, entre otras.

«Es un desastre total en el cual se esta sumando para una tormenta perfecta», dijo otro sindicalista.

En cuanto al hospital Rosales es solo una muestra de todo ese desorden de esa mala gestión del Ministerio de Salud y en general en los servicios de salud del sistema público.

En cuanto a la decisión de la Ministra de Salud de que no llegue medios a filmar esa caristía del nosocomio los sindicalistas manifiestan que están coartando la libertad de información de la población.

«Es una verguenza que quieran ocultar la capacidad de gestión que tienen, todos los hospitales tienen caos, San miguel también, la única forma de ocultar es reprimiendo la libertad sindical y de prensa, porque es un derecho que tenemos. En Zacamil hubieran visto la una cantidad de pacientes que tienen que regresarse porque no hay reactivos para realizar los exámenes», externaron.

Ellos denunciaron también que obligaron a los vigilantes a no dejar entrar a la prensa, «solo en este país, los medios deben pedir permiso a un director para entrar».