Encuesta Mitofsky dice que Nayib Bukele encabeza preferencias para presidente, seguido de lejos de Carlos Calleja

La encuesta presentada este día por la Consulta Mitofsky, revela las preferencias de los salvadoreños para presidente de El Salvador, así como de quiénes les gustaría fueran sus candidatos presidenciales. Lo interesante es que la medición -que fue hecha del 29 de junio al 2 de julio de este año, con muestra de 1,500 personas; con error de 2.5%- presenta solo personalidades de derecha e izquierda, no aparece nadie de partidos pequeños.

Según sus encuestados, ante la pregunta «¿Qué persona le gustaría fuera el próximo presidente de El Salvador?», Mitofsky asegura que un 25.6% apuesta al alcalde capitalino Nayib Bukele; seguido -aunque muy lejano- por el empresario Carlos Calleja, con 5.3%; luego aparece Norman Quijano, con un 3.9%; el empresario Javier Simán, con 2.3%, y por último, el vicepresidente Oscar Ortiz, con apenas 1.9%.

La suma de los porcentajes es de 39%, lo que significa que la gran mayoría, 61% no responde o no sabe aún.

De todos, solo Bukele y Calleja han dicho que quieren ser candidatos presidenciales, mientras que Simán aún espera para dar su respuesta, pero ya trabaja en las comunidades del país.

La ventaja mediática la lleva hoy por hoy el edil capitalino, quien ha estado con actividad pública desde la alcaldía de Nuevo Cuscatlán, y ahora en la de San Salvador, por la que va para su segundo período.

Calleja ha iniciado visitas con diferentes sectores, incluyendo universidades.

 

 

En cuanto a las preferencias de candidatos presidenciales por partido político, en ARENA, los gustos se enmarcan en Calleja, quien logra 11.6%; lo sigue Quijano, con 10.9%; y luego, un poco lejano, Simán, con 3.1%.

En el FMLN, la cifra de Mitofsky es apabullante a favor de Bukele. Este logra 37.6%, mientras que Ortiz apenas llega al 2.8%, y el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, y el secretario general del partido, Medardo González, con menos de un punto porcentual, es decir, que de 100 votantes, solo tendrían un voto.