Médico intentó inyectar a una niña para luego abusar sexualmente de ella

La niña llegó con su madre a pasar consulta de control de crecimiento en la clínica comunal del cantón Llano, de Ciudad Barrios, en San Miguel.

Eran las dos de la tarde, cuando la menor de 11 años se presentó a su chequeo. Le dijo al médico José Efraín Márquez Bernal que le dolía un poco la cabeza.

Este la alejó de la madre diciéndole que le iría a poner una inyección para el dolor. La metió en un cuarto, cerró la cortina y comenzó a tocarla en sus partes íntimas.

La niña intentó salirse y le gritaba a su madre, mientras el doctor trataba de inyectarla, supuestamente, para adormecerla y abusar de ella. La menor llorando le pidió a su madre que se retiraran del lugar, por lo que le había sucedido.

Le puede interesar: FGR dice que van siete maestros acusados de acoso sexual

Según el reporte fiscal, Márquez Bernal le pidió a la madre que platicaran para aclarar lo sucedido, y le aseguró que él no le había hecho nada.

Por este delito fue capturado y acusado por el delito de Agresión Sexual en Menor e Incapaz Agravada en contra de la menor, hecho que sucedió el 12 de enero de 2016.

Luego del juicio, el médico de 34 años fue declarado culpable e irá a la cárcel por ocho años.

La Fiscal del caso de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la oficina de San Miguel, demostró con suficientes pruebas, que el acusado cometió el delito.

Márquez Bernal enfrentó un primer juicio el 19 de septiembre de 2016, pero el juez José Fredy Aguilar Fernández, lo benefició con un veredicto absolutorio, porque dijo que no le creía a la víctima y porque no había suficiente evidencia pericial, según su criterio.

Sin embargo, la Fiscalía interpuso un recurso de apelación ante la Cámara de lo Penal de la Primera Sección de Oriente, que anuló la sentencia y ordenó un nuevo juicio en el mismo Juzgado Segundo de Sentencia.

La segunda Vista Pública, estuvo a cargo del Juez, Luciano Lobato, que sí encontró suficientes pruebas para condenar al galeno a ocho años de cárcel y a pagar a los familiares de la víctima trescientos dólares en concepto de responsabilidad civil.

“Si tiene información sobre este caso, compártala de forma anónima en www.tupista.info Crime Stoppers El Salvador”