Descartan como testigos del caso tregua a Mauricio Funes y Óscar Ortiz

La defensa del caso denominado tregua entre maras y pandillas prescinde de los testimonios del expresidente Mauricio Funes y actual vicepresidente de la república Óscar Ortiz. Así también del representante de la Organización de Estados Americanos (OEA) Adam Blackwell y Paolo Luers.

Por lo que no serán citados como testigos para el 18 de julio próximo. Esto sucede en la audiencia especial en la que se revisan los documentos de la FGR y de la defensa en el Juzgado Especializado de Sentencia «A».

Por su parte, Carlos Meléndez, uno de abogados de Nelson Rauda, exdirector de Centros Penales, explicó que con el testimonio del ministro de Defensa David Munguía Payés, lograrán sostener que se trató de una política de Estado durante la administración de Funes.

«Logramos sostener que todo fue una política de Estado con el testimonio de David Munguía Payés y otros», aseguró Meléndez.

Los propuestos por la Fiscalía General de la República (FGR), monseñor Fabio Colindres y el exdirector de la Policía Francisco Salinas serán citados también, al igual que el alcalde de Ilopango, Salvador Ruano.

El 31 de mayo la jueza Especializada de Instrucción de San Salvador envió a vista pública o juicio al principal mediador de la tregua entre pandillas, Raúl Mijango; al exdirector general de Centros Penales, Nelson Rauda;  Rigoberto Palacios, exdirector de penal de Cojutepeque; Juan José Zepeda, exdirector del penal de Izalco; Anílber Rodríguez, exdirector de centros penales en Santa Ana; al oficial de policías Oscar Antonio Aguilar, entre otros.

En total son 18 imputados los que pasaron a apertura de juicio. Los implicados gozan de medidas cautelares, es decir, que continúan el libertad.

Sobre el caso

A los implicados les atribuyen los delitos de agrupaciones ilícitas, falsedad ideológica, introducción de objetos prohibidos, incumplimiento de deberes y actos arbitrarios.

La defensa del caso durante la audiencia había propuesto como pruebas de descargo a tres testigos: al ministro de Defensa, David Munguía Payés; ex secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos, Adam Blackwell; y del mediador Paolo Lüers.

Según los defensores porque se trataba de testigos que estuvieron de cerca cuando se dio el proceso de la tregua.

La tregua, que se dio en el periodo presidencial de Mauricio Funes, fue descubierta en 2012, y según las versiones, fue Munguía Payés quien la orquestó. Funes ha asegurado que nunca fue política de Gobierno.

Por su parte Munguía Payés, aseguró que el pacto entre pandillas fue un “proceso que ha dado tan buenos resultados”, pero que los políticos lo arruinaron.

Te puede interesar: Fiscal: Todavía los procesados en la tregua tienen oportunidad de decir quiénes fueron los que estaban arriba y les dieron las órdenes

Sin embargo, para el fiscal general, Douglas Meléndez la tregua fue “una cochinada institucional y por eso nosotros actuamos a nuestra llegada, estaba archivado y dijimos vamos actuar”.