Doctora del ISSS seguirá procesada en libertad por mala praxis en una cesárea

A la doctora se le impuso medidas que sustituyen la detención provisional, por lo que deberá presentarse a firmar cada quince días a un juzgado de Instrucción.

Imagen de referencia.

Una mujer que asistió en el mes de febrero al Hospital Amatepec con la ilusión de dar a luz su hijo, no se imaginó que después de ese acontecimiento pasaría 90 días en estado de salud delicado, debido a una mala praxis de cesárea.

Según el expediente, dicha cesárea fue practicada por la doctora Ángela María Cortez. El niño nació sin complicaciones y la mujer fue dada de alta a los dos días. Sin embargo, las complicaciones de salud vinieron después.

Cuando la mujer que había dado a luz, ya cumplía casi un mes de dieta, un día en la mañana despertó con ganas de ir al baño, al levantarse se percató que había sangre en su cama, eso la puso en alerta, y además se sentía mal de salud. Por ese motivo su esposo la trasladó nuevamente al hospital Amatepec.

Al llegar al centro médico, le negaron la atención médica, le decían que no tenía derecho por no ser cotizante del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS). Después de casi una hora y gracias a la insistencia de sus esposo ante el mal estado de salud de la mujer, logró ingresar. Sin embargo, la atención se limitó al suministro de suero.

Te puede interesar: Protección Civil declara alerta sanitaria en 31 municipios por neumonías

Ante la desesperación del esposo por el grave estado de salud de su pareja, ella fue trasladada hasta el Hospital Nacional de la Mujer, en donde  fue ingresada inmediatamente.

En este centro de salud la paciente fue sometida a una cirugía abdominal por su gravedad reflejada en el estado clínico. Al momento en el que se le aplicó la cesárea por la doctora Cortez, la mujer sufrió desgarres internos y múltiples complicaciones a causa del procedimiento, además alojaba restos de placenta, de acuerdo con el expediente del caso.

La mujer estuvo alrededor de 90 días en estado delicado, debido a la mala praxis realizada, incluso estuvo a punto de perder la vida. Además,  ya no volverá a procrear.

Sin embargo, la doctora Cortez no irá a prisión mientras se fortalecen las pruebas por la parte acusadora en la investigación.

Esto se conoce después de que el Juzgado Segundo de Paz de Soyapango ordenara instrucción formal con medidas sustitutivas a la detención provisional para la profesional de la salud.

A la médico se le impuso medidas que sustituyen la detención provisional, por lo que deberá presentarse a firmar cada quince días al Juzgado de Instrucción,  además, no deberá cambiar de domicilio.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), por todos los daños ocasionados se determina un monto de $150,000 dólares por responsabilidad civil.