Guatemala y Honduras unen proceso aduanero mientras en El Salvador se vetó ley para agilizar retiro de mercancías

El principal socio comercial de El Salvador es Guatemala.

Guatemala y Honduras darán este día un paso histórico en el proceso de integración económica centroamericana con la consolidación de la vigencia de la unión aduanera.

Mientras que en El Salvador (el principal socio comercial de Guatemala)  el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, vetó las reformas a la Ley de Simplificación Aduanera que pretendían eliminar obstáculos en el paso de mercancías por aduanas, estableciendo un plazo máximo de 48 horas a la autorización del procedimiento simplificado de retiro de mercancías, aduciendo que si no se favorecería el contrabando.

Por su parte, los vecinos Guatemala y Honduras acuerdan, tres años después de haberse suscrito el Acuerdo Marco General de los Trabajos de la Unión Aduanera, este lunes dar libre paso a personas y mercancías.

Lo cual significa que Guatemala y Honduras crearán un territorio único, que facilitará las relaciones comerciales, mejorará el fomento de negocios, competitividad, inversión, logística, infraestructura, así como el fortalecimiento de la integración regional, reportó el diario guatemalteco Prensa Libre.

Con el territorio aduanero único se crearán los puertos fronterizos Corinto (antes Entre Ríos, Izabal), El Florido y Agua Caliente.

Lea También: ARENA y GANA lamentan que siga el caos en las aduanas y afecte el precio de los productos

Más intercambio

El volumen de comercio entre Guatemala y Honduras supera los $1,400 millones por año (Q10,000 millones), lo que significará una dinamización de las economías locales, subrayó Adolfo Barrera Ortiz, viceministro de Economía.

Entre los bienes que el país exporta a Honduras se cuentan productos industriales, forestales y agropecuarios, y con las facilidades en las aduanas se articularán las cadenas productivas del mercado regional.

La unión aduanera significa que los bienes producidos en ambos territorios ingresarán sin el pago de impuestos y podrán comercializarse sin ninguna restricción en cualquier parte.

Por ejemplo, una empresa guatemalteca podrá vender sus bienes en cualquier parte del territorio hondureño, y viceversa.

Además, las mercancías provenientes de otros países, por cualquiera de los puertos o fronteras, con destino a cualquiera de ambas naciones, deberán pagar los impuestos respectivos, con tasas que se encuentran homologadas (armonización de aranceles o impuestos).

Luego se realizará una compensación entre los países de esos tributos, pero podrán ingresar por cualquier aduana.

“Las partes central y norte de Honduras están muy integradas al sector industrial de Guatemala, por lo que la facilitación del comercio será un paso importante”, precisó Barrera Ortiz.

Impacto positivo

Óscar Emilio Castillo, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), expuso que la unión aduanera “hay que verla con ilusión, y que el beneficio será para los consumidores, por el abaratamiento de costos por traslado de mercancías en ambos países”.

“Esto empieza poco, y ojalá pronto la región esté unida”, afirmó. El directivo de la CIG explicó que esperan que a la iniciativa se sumen El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, para que algún día se consolide la integración económica regional.

La unión aduanera tendría un impacto positivo para ambos países, según un estudio que llevó a cabo la Comisión Económica para América Latina (Cepal) en el 2016.

La muestra señala que para Guatemala el beneficio en la economía sería de un aumento de 0.4% a 1% del producto interno bruto (PIB) (Q5 mil millones). Además de un incremento del 0.6% a 1.6% en las operaciones de exportación y una proyección de la subida de la recaudación de $23.1 millones a $40.2 millones.

El informe señala que para el caso de Honduras se proyecta aumento del PIB de 0.5% a 1.2%. Las operaciones de exportación del 0.5% a 1.2% hacia Guatemala y un aumento de la recaudación de $20.8 millones a $36.7 millones.

Otro estudio, pero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) del 2015, indica que los países del Triángulo Norteaportan el 35% del PIB centroamericano.

La balanza comercial le favorece a Guatemala, y el año pasado se realizaron transacciones por $913 millones (Q6 mil 701millones). Eso significa que el país le vende más productos de lo que compra a Honduras.

Guatemala compró ese año bienes por $331.6 millones (Q2 mil 433 millones).

Trámite más ágiles

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex), afirmó que varias firmas guatemaltecas surten de telas y otros accesorios a fábricas de ropa instaladas en Honduras, donde se confecciona y exporta a Estados Unidos.

Con la unión aduanera, desde Guatemala se harán los reportes mediante la factura y declaración única centroamericana (fyduca), para poder pasar libre en punto fronterizo integrado, aseguró.

El empresario explicó que los trámites eran “engorrosos” y la carencia de infraestructura en las aduanas atrasaba las entregas hasta por un día.

Ahora, con la fyduca, será en cuestión de minutos llevarlo a cabo desde las fábricas y solo pasar por el punto fronterizo integrado.

“Lástima que no se puedo realizar la unión aduanera con El Salvador, por razones políticas”, afirmó Ceballos.