FGR asegura que grupo de exterminio formado por militares y policías recibía remesas de EUA para asesinar pandilleros

Según la Fiscalía dicho grupo integrado por militares, policías y personas particulares habían conformado un grupo de limpieza o exterminio de pandilleros, pero que después mutaron y se convirtieron en asaltantes de empresas financieras.

Cortesía www.elsalvador.com

La Fiscalía General de la República (FGR), aseguró que el grupo de exterminio en el que están señalados 15 militares y 4 policías recibían remesas de los Estados Unidos (EUA) para asesinar a miembros de pandillas en el Oriente de El Salvador.

«Esta es una situación particular porque recordemos que hay personas que están fuera y que también han hecho incluso algunas remesas para estos grupos. Hubo un caso que alguien le ofreció 600 dólares para que le ayudaran  con la situación de un pandillero. Hubo otro caso en el cual después que cometieron el homicidio se le entregó algunos miembros de la estructura 300 dólares por haber realizado esa actividad por parte de una persona», reveló Wil Walter Ruiz, jefe de la Unidad Fiscal Especializada de Delitos de Crimen Organizado.

También puede interesarte: FGR: Militares y policías capturados pasaron de ser un grupo de exterminio a robar bancos

Las investigaciones de la FGR detalla que los integrantes del grupo de exterminio recibían el pago de sus servicios en forma de remesas provenientes del exterior. «Tenemos pruebas documentales sobre los envíos… quién los recibió, quien los mandó, desde dónde los mandó, cuándo lo mandó y fue enviado de Estados Unidos», dijo Ruiz.

Según la Fiscalía, dicho grupo integrado por militares, policías y personas particulares habían conformado un grupo de limpieza o exterminio de pandilleros, pero que después mutaron y se convirtieron en asaltantes de empresas financieras.

Ruiz dijo que de los 15 soldados, 5 se encuentran de baja. Además, ordenaron capturar a 35 personas particulares relacionadas al mismo grupo. A todos los implicados les atribuyen 36 homicidios, un crimen tentado y 13 asaltos cometidos en la Zona Oriental del país en diferentes fechas.

Según las investigaciones, de las 36 víctimas, al menos 9 no tenían vínculos con pandillas. Son acusados por los delitos de homicidio agravado, homicidio agravado tentado, proposición y conspiración en el delito de homicidio, privación de libertad, robo y agrupaciones ilícitas.