Eugenio Chicas afirma que Gobierno se une a la «mayoría de países» que consideran «injerencista» a EUA

Para el secretario de comunicaciones la actitud del presidente estadounidense "no es coherente con la tendencia que están manejando los organismos internacionales.

El secretario de comunicaciones de la presidencia, Eugenio Chicas, dijo que el gobierno respalda la postura del FMLN en cuanto calificar de injerencista político al gobierno de Estados Unidos (EUA) en el tema de Cuba.

El argumento utilizado es que, El Salvador tiene postura al «igual que la mayoría de países en el mundo» en contra de las políticas de Donald Trump contra Cuba.

«En la diferencia que ha habido entre Estados Unidos y Cuba nosotros siempre hemos sido de la opinión que debe ser el diálogo, debe de ser el respeto en el marco de las relaciones internacionales lo que debe privar en esa diferencia, que históricamente ha mantenido Estados Unidos con Cuba, en nuestro criterio se debió continuar con el esfuerzo que el gobierno anterior había iniciado con Cuba», respaldó Chicas.

El vocero del gobierno mencionó que todos los países mantienen relaciones cordiales con Cuba y excepcionalmente quien tiene una relación diferente es EUA y «un bloqueo que ha sido calificado por Naciones Unidas como un bloqueo que atenta contra los derechos humanos, que atenta contra las relaciones internacionales».

Para el secretario de comunicaciones la actitud del presidente estadounidense «no es coherente con la tendencia que están manejando los organismos internacionales para mantener sus relaciones», dijo en la entrevista de Noticiero Hechos.

Agregó que «es un bloqueo que atenta contra los derechos humanos contra las relaciones internacionales deben existir relaciones cordiales de los asuntos internos».

También puede interesarte: FMLN arremete contra Presidente Donald Trump y lo acusa de “injerencista político”

Esta semana, el partido oficialista giró un comunicado en el que acusan a Trump de ser «injerencista político» y expresó su total apoyo y solidaridad “inquebrantable con el gobierno y el pueblo de Cuba” y rechazó enérgicamente “las medidas en torno a esa hermana nación dadas a conocer por el presidente de Estados Unidos”.