Profesor de escuela de Cuscatancingo es condenado por violencia intrafamiliar

Un profesor de una escuela de Cuscatancingo, al norte de San Salvador, fue condenado a dos años de prisión por violencia intrafamiliar en perjuicio de su expareja.

La Unidad de Delitos Relativos a la niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación familiar de la oficina Fiscal de Mejicanos, logró condena de dos años en contra de Ricardo Arturo Escamilla Alvarenga, de 52 años. Pero por tratarse de una condena menor a tres años, fue sustituida por medidas de protección hacia la víctima, más el pago de $700 en concepto de responsabilidad civil.

Según explicó la jefe de la oficina fiscal,  Ruth Lara, los hechos sucedieron el 3 de enero de 2016, en la casa de habitación de la víctima, ubicada en una colonia de la jurisdicción de Mejicanos, en San Salvador, quien relaciona al imputado como su excompañero de vida.

En su declaración la víctima expuso que su ex compañero de vida cometió actos de violencia en su contra, ya que la insultaba diciéndole “sos una basura chuca te voy acabar, estás enojada por que la policía te ha obligado a prestar el niño y como yo soy el del dinero seguiré pagando al policía, Fiscalía y jueces para que te terminen”.

Lea también: Agente del CAM pegó fotos de su pareja desnuda, luego que esta lo dejara

Con la explicación anterior, el imputado no cumple con lo que se le estableciera en audiencia de vista pública de familia; en la cual, el juez Primero de Paz de Mejicanos le impusiera reglas no solo para que evitar realizar hechos en su perjuicio, sino también respecto al régimen de visitas hacia su hijo, donde él  puede visitar  al niño los jueves entre las 2:00 y 4:00 de la tarde, y los días sábados y domingos, de 2:00 a las 6:00 de la tarde, algo que también incumple, ya que llega en horario no fijado, según la madre del menor.

Durante la vista pública desarrollada en el Juzgado Primero de Sentencia de San Salvador, el juez emitió veredicto condenatorio de dos años de prisión, los cuales sustituyó por reglas de conducta por el mismo plazo y medidas de protección hacia la víctima. Además, le condenó al pago de 700 dólares en concepto de responsabilidad civil.