John Kelly: «El TPS no es para quedarse hasta que su país sea rico»

Secretario de Seguridad Nacional vuelve a reiterar sobre temporalidad de ese beneficio migratorio.

Salvadoreño se reinscribe al TPS en Estados Unidos.

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, sigue mandando mensajes claros sobre lo que piensa la administración del presidente Donald Trump acerca del Estatus de Protección Temporal (TPS).

Mientras los gobiernos de El Salvador y Honduras acuden a una Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica en Miami, Florida, en la que oficialmente no se discutirá el tema del TPS, con la esperanza de lograr apoyos para la continuidad de ese programa, Kelly dio una entrevista a la cadena Univisión en la misma ciudad en la que volvió a reiterar el carácter «temporal» de ese beneficio.

«(El TPS) No es para que se queden aquí hasta que su país esté reconstruido, rico, con todo el mundo feliz y con cero por ciento de desempleo. Ese no es el punto. Por ley, es para temporalmente permitirle a gente que se quede aquí un corto periodo de tiempo por alguna situación y la situación no es económica. Es usualmente un desastre natural», aseguró.

El general retirado criticó el trabajo de los antecesores en el cargo, al extender durante muchos años el beneficio a países como El Salvador, Honduras y Nicaragua, que tienen TPS desde hace 16 y 18 años, respectivamente.

Piden mantener la calma ante temor por no renovación del TPS

«La gente que anteriormente tuvo mi trabajo no hicieron su trabajo, solamente automáticamente lo extendieron, así que estoy viendo cómo lidear con este problema con Centroamérica, Haití y otros países», manifestó.

En el caso de los salvadoreños, hay 188,000 compatriotas protegidos actualmente con un TPS, que fue concedido en marzo de 2001 luego de los terremotos de enero y febrero de ese año y prorrogado hasta la fecha once veces. La prórroga actual vencerá el 9 de marzo de 2018.

En julio próximo, Kelly deberá decidir sobre el TPS de hondure?os y nicaraguenses, quienes fueron beneficiados con ese programa luego de los destrozos causados en esos países por el huracán Mitch.

Kelly disparó las alarmas en la región cuando el mes pasado decidió otorgar solo seis meses más al TPS que beneficia a 55,000 haitianos, pese a que ese país fue incluido por un evento natural más reciente, el terremoto de enero de 2010.

El gobierno de El Salvador ya baraja la posibilidad de que el TPS no sea prorrogado y habla de buscar otras alternativas, aunque no las ha detallado.