Estas son las recomendaciones del Canciller a los salvadoreños que están bajo el TPS en EUA

Hugo Martínez pide acatar estos consejos para que los compatriotas no sean capturados y deportados.

El canciller de la república, Hugo Martínez, pidió nuevamente calma a los salvadoreños que están bajo el régimen del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés).

Ante la preocupación de las familias por las amenazas de deportación masiva de compatriotas, Martínez  les pidió que atiendan las recomendaciones que se están dando, como que “respeten las leyes de esa nación” para evitar capturas y posibles deportaciones; mantener comunicación con las sedes consulares salvadoreñas y la embajada; mantenerse comunicado con sus abogados ante cualquier situación, de manera que cada uno de los casos sea tratado con la particularidad de ello. “También pido que mantengan la calma”, externó.

Agregó que en la reunión con el vicepresidente de Estados Unidos en Miami esta semana abordarán el tema. En esa conferencia trataremos bilateralmente el TPS, además de mostrarle los avances que tiene El Salvador en materia de seguridad.

Las declaraciones del secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, a principios de junio, de que los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) deberían pensar que ese beneficio puede terminarse y deberían irse a casa, han aumentado la preocupación de los 188,000 salvadoreños amparados en ese beneficio.

El ministro de Relaciones Exteriores tuvo que dar explicaciones e informe en la Asamblea Legislativa, luego de las declaraciones de Kelly, así como lo que está viviendo Haití, una nación con desastres más recientes que los de los salvadoreño. Martínez dijo a los diputados que “esos compatriotas deben mantener la calma”.

“No es para alarmarnos más de la cuenta. Es importante que mantengan la calma, que respeten las leyes, que acudan a los consulados, a las líneas de llamadas que tenemos”, aseguró Martínez en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Legislativa.

El funcionario invitó a que todos los órganos del Estado deben unirse al esfuerzo de gestionar ante autoridades estadounidenses la posibilidad que el TPS sea renovado.

“Tenemos plan de contingencia, pero no lo vamos a echar a andar sin agotar todas las gestiones, la batalla no está perdida”, dijo en una entrevista televisiva.