Fiscalía no descarta llamar como testigo a Ortiz en caso «la Chelona»

El expresidente del INDES Jaime Rodríguez seguirá procesado por la acusación de desviar $125,000 a la alcaldía de Santa Tecla.

El expresidente del Instituto Nacional de los Deportes (INDES) Jaime Rodríguez seguirá procesado bajo medidas sustitutivas a la detención por la acusación de malversación de fondos de la que lo acusa la Fiscalía General de la República (FGR). El vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, fungía como alcalde de Santa Tecla en el período en que el que el INDES transfirió a esa comuna 125,000 dólares para la remodelación del estadio Las Delicias,  por lo que la Fiscalía no descarta llamarlo como testigo.

Junto a Rodríguez enfrentaron la audiencia inicial el exgerente financiero José Ricardo Liévano y el extesorero Marcos Jacobo Menjívar en el Juzgado Décimo Segundo de Paz de San Salvador por las acusaciones de actos arbitrarios y malversación de fondos ($125,000) que fueron destinados a la construcción del estadio Las Delicias.

«La Chelona», titular del INDES en la presidencia de Mauricio Funes, está fuera del país, pero fue representado en la audiencia inicial por el abogado Nelson Rauda. El defensor del exfutbolista dijo que el estadio Las Delicias pertenece al INDES, por lo que no considera que hubo delito.

Fiscal asegura que “la Chelona” Rodríguez malversó fondos para estadio Las Delicias

De acuerdo con la fiscal del caso, «en el momento que se habían hecho unas transferencias del dinero que estaba dirigido a la Federación Salvadoreña de Fútbol, que se estableció en el presupuesto votado del año 2011, dentro de las transferencias que se habían autorizado por parte del Ministerio de Hacienda para que el INDES realizara a las diferentes federaciones, específicamente a la FESFUT, se tomaron $125,000 dólares para hacer las transferencias a la alcaldía municipal de Santa Tecla sin hacerse el procedimiento legal establecido, por eso el delito de malversación».

Además, la fiscal reconfirmó la investigación que sustenta que el dinero ingreso a la alcaldía municipal de Santa Tecla y esto se redireccionó al pago de una empresa que estaba realizando las remodelaciones del estadio Las Delicias, sede del equipo Santa Tecla, actual bicampeón del fútbol salvadoreño de primera división.

«Dentro de las transferencias corrientes al sector privado eran $5 millones lo presupuestado y fueron solamente $125,000 lo que se malversó utilizándolo para un fin distinto a lo establecido».