Centroamericanos preocupados por la posibilidad de perder su TPS

Los salvadoreños llevan beneficiándose del TPS desde hace 16 años.

Salvadoreño se reinscribe al TPS en Estados Unidos.

La preocupación en los Centroamericanos que viven en Los Ángeles por las  posibilidades de perder el beneficio del Estatus de Protección Temporal (TPS) tras la  advertencia hecha por el Departamento de Seguridad de la Nación a los haitianos para que comiencen a preparar su regreso a Haití.

Solamente se les ha autorizado seis meses para permanecer en Estados Unidos.

Aurora Laínez, una inmigrante hondureña beneficiada con el Estatus de Protección Temporal (TPS) desde hace 20 años expresó con mucha preocupación que  “Sería retroceder, volver a las sombras. En nuestro país hay mucha delincuencia, secuestros, pandilleros. Nuestras familias dependen de las remesas que nosotros les enviamos”.

Para ella, no es una opción regresar a Honduras. “Mi hija de ocho años nació aquí en este país. Significaría negarle las oportunidades que Estados Unidos le ofrece”.

El TPS permite a inmigrantes indocumentados de ciertos países que enfrentan condiciones difíciles como desastres naturales o conflictos armados, permanecer en Estados Unidos sin temor a una deportación y obtener un permiso de trabajo.

Actualmente el TPS beneficia a nacionales de Haití, Honduras, El Salvador y Nicaragua, así como de otros países fuera del continente, incluyendo Guinea, Liberia, Nepal, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Siria, Yemen y Sierra Leona.

Salvadoreños preocupados

Los salvadoreños a quienes también preocupa la posibilidad de que suspenda el TPS para ellos o se acorte el tiempo de los permisos.

“Claro que sí me preocupa. Sería muy difícil sobre todo porque hay muchos problemas en El Salvador”, dijo la salvadoreña Reyna Portillo. Ella trabaja en el área de mantenimiento y tiene dos hijos nacidos en Estados Unidos de 20 y 16 años.

“En el país llevo 23 años, 16 de ellos amparada con el TPS”, puntualizó.

Un total de 205,000 salvadoreños son amparados con el TPS, 30,000 de Honduras y menos de 10,000 de Nicaragua.

Martha Arévalo, directora del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN) asegura que “el TPS para los centroamericanos se renueva a partir de 2018 y ya estamos trabajando fuerte. Del 22 al 24 de junio tenemos la Conferencia Nacional de Tepesianos para conocer los resultados de un estudio que indicará dónde están las familias en el país”.

Con la presencia de dirigentes de todo el país en Washington D.C. para la conferencia, van a aprovechar para hacer visitas legislativas y cabildear por una solución permanente.

“Desde 2012 empezamos una campaña para que les den la residencia, ya se la merecen. Los nicaragüenses y hondureños llevan 18 años en el país renovando el TPS y los salvadoreños 16 años”, indicó Arévalo.

La solución final puede ser dada por el Congreso según dijo John Kelly, secretario del Departamento de Seguridad de la Nación.