Analistas lamentan que el presidente Sánchez Cerén no haga cambios en el gabinete de Gobierno

Ambos coincidieron en que el discurso del mandatario brindado ayer en la Asamblea Legislativa no era el esperado por la población salvadoreña.

El exministro de Justicia y Seguridad, Francisco Bertrand Galindo, y el abogado Humberto Sáenz, reprobaron la gestión del presidente Salvador Sánchez Cerén a tres años de Gobierno, y lo calificaron con 5 y hasta 3.5, respectivamente.

«Al calificar la gestión del Gobierno, yo creo que no pasa, un cincón le pongo», expresó el exministro.

Ambos coincidieron en que el discurso del mandatario brindado ayer en la Asamblea Legislativa no era el esperado por la población salvadoreña. «Pueda ser que el discurso del presidente tenga matiz político. Además, no se logra entender para dónde vamos», reclamó Bertrand.

Por su parte, Sáenz mencionó que esperaba un discurso distinto, porque para él ayer se destacaron resultados que no son ciertos. «Se nos dijo que somos un país más seguro y no es cierto. Me preocupa que el presidente dijo que mantendrá el mismo equipo de gobierno», lamentó.

Y agregó que las principales propuestas del mandatario deberían ir enfocadas en hacer crecer la economía por lo que sugirió cambios en el ministerio de Hacienda, Economía, Justicia y Seguridad.

Ayer el presidente de la república, en su discurso de tercer año en la sesión solemne en el pleno Legislativo, resaltó el trabajo en la seguridad del país que su Gobierno ha hecho.

Afirmó que los salvadoreños “viven en un país más seguro que antes”, tomando como base los números  que el ministerio de Seguridad y Justicia le ha proporcionado: una reducción del 53% en homicidios, así como un 49% en extorsiones. “Este es el año, 2017, de la lucha contra la extorsiones… Estamos golpeando contundentemente a los grupos criminales”, expresó, lo que arrancó aplausos de los diputados del FMLN, funcionarios de Gobierno y las barras que fueron permitidas que ingresaran a la catedral legislativa.

A criterio de Bertrand Galindo la seguridad ha mejorado pero falta mucho por hacer, y recordó la masacre cometida hace unos días donde seis personas fueron asesinadas en San Miguel. «Hemos visto otras acciones graves… que las pandillas en la medida que son desplazadas de las zonas tradicionales se están yendo para lugares que no son controlados por la Policía», dijo en la entrevista de Frente a Frente.