Vicepresidente Ortiz: «Estamos entrando en una etapa muy peligrosa… en la que se inician procesos y se convierten temas en precampañas»

El vicepresidente de la república,  Oscar Ortiz, se desligó totalmente del caso de la tregua entre maras y pandillas que se gestó durante el gobierno de Mauricio Funes, y que se ha dirimido en los tribunales de instrucción y ha dado paso a la apertura de juicio para 18 de los 21 imputados.

La jueza del caso aceptó ayer que el vicemandatario sea llamado a declarar, junto con el alcalde de Ilopango, Salvador Ruano.

A esto, Ortiz escuetamente responde que «este servidor no tiene nada que ver con ese proceso… hasta ahorita no se nada».

En cuanto a la captura del director general de centros penales, Rodil Hernández, Ortiz le da su total respaldo, y dijo esperar que el caso sea llevado «responsablemente, bien llevado, con seriedad» por la Fiscalía. Pero el caso lo ubica dentro de una campaña electoral, y califica como «una etapa muy peligrosa, como es de precampañas donde a veces se tiende a cruzar y a convertir temas y procesos en verdaderos rines».

Ortiz se suma a las declaraciones que varios funcionarios y personeros del FMLN han expresado sobre la actuación del fiscal general.

El secretario general del FMLN, Medardo González, expresó ayer que “Creemos que el Fiscal lo que debe de hacer es poner el dedo en la llaga donde corresponde y no hacer este tipo de show”.