Arzobispo de San Salvador considera que falta mucho por hacer por parte del Gobierno en materia de seguridad

El arzobispo de San Salvador considera que a más armas, más violencia. "Las armas deberían estar en manos de las autoridades".

El arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar, dijo esta mañana que al Gobierno aún le hace  falta mucho por hacer en el tema de seguridad, pero que «el esfuerzo de estos tres años es válido».

Escobar Alas destacó que no se debe apostar tampoco por armar a las personas, tal como lo ha propuesto el presidente de la Asamblea Legislativa, Guillermo Gallegos.»Cambiar de la tregua a una política de represión y combate a la violencia es el camino correcto», manifestó.

Inclusó no ve con buenos ojos que hayan autoridades y funcionarios que piensen que armar a la población ayudara a reducir la violencia.

«A más armas, más violencia. Las armas deberían estar en manos de las autoridades», subrayó coincidiendo con lo manifestado la semana pasada por el director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto, quien negó rotundamente que el uso de armas, ayudará a disminuir la violencia.

El Gobierno tras sus tres años de gestión dice que  se han reducido los homicidios. Sin embargo, las estadísticas de fallecidos de la Fiscalía General de la República se mantienen en la alza.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén  en el programa Gobernando con la Gente y el Festival del Buen Vivir afirmó que hay una reducción en los homicidios y en  las extorsiones, y prometió que van a continuar trabajando para que se reduzcan este tipo de delitos.

Según, el mandatario para lograr esa reducción van a implementar el plan nacional Antiextorsión, con el que pretender fortalecer las medidas operativas de la PNC, «para combatir con más eficacia este delito», entre otros componentes.

El arzobispo también se pronunció sobre  la investigación al gabinete del expresidente de la Republica, Mauricio Funes y coincidió que es necesario hacer una investigación de los partidos políticos, «no con la intención de dañar la imagen de estos, sino más bien para que funcione la justicia».

La semana pasada, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó a la  Sección de Probidad investigar a 43 funcionarios del gobierno de Funes, quien fue presidente de la república entre 2009 y 2014.

Entre los más de 40 ex funcionarios del gabinete de Funes a investigar se encuentran el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén (que fue ministro de Educación), los ministros de Obras Públicas, Gerson Martínez; de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez; de Hacienda, Carlos Cáceres; y el secretario de Gobernabilidad, Hato Hasbún (fue secretario de Asuntos Estratégicos); entre otros.