Pandilleros obligan a transportistas de ruta 302 y 185 a apagar motores

Según los trabajadores de dichas unidades los criminales les están exigiendo fuertes cantidades de dinero para poder circular con normalidad en la zona.

Transportistas de las rutas 302 que hacen su recorrido entre Usulután y San Salvador y la 185 que conduce de San Salvador a Puerto El Triunfo se encuentran en paro de labores por amenazas de grupos criminales y por exigencias en el cobro de extorsión.

Según los trabajadores de dichas unidades, los criminales les están exigiendo fuertes cantidades de dinero para poder circular con normalidad en la zona.

Varias personas que llegaron a la terminal del Sur, han tenido que esperar horas y buscar otras alternativas para desplazarse hasta sus destinos.

Otras han optado por pagar el transporte especial cuyo costo es de $3.00.

Esta es la segunda ocasión en menos de una semana que los transportistas deciden apagar motores, debido a que grupos delincuenciales amenazan a los empresarios de no sacar sus unidades a trabajar porque están exigiendo más en cuanto al pago de la renta.