Colonia Montreal, donde cuatro enfermeras fueron agredidas, permanece sin presencia policial

Las autoridades se comprometieron a aumentar la seguridad en la zona, pero los habitantes aseguran que aún hay falta de presencia policial.

Habitantes de la colonia Montreal en Mejicanos, San Salvador, se quejan de la falta de presencia policial en la zona, en donde cuatro trabajadoras del Ministerio de Salud fueron raptadas y agredidas sexualmente por sujetos perfilados como pandilleros.

Ante esto, el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, aseguró que se reforzaría la seguridad en la zona y aseguró que se incrementaría la presencia de las unidades de seguridad con la operación limpieza de la Montreal. «Hay que reforzar nuestro nivel de presencia en territorios determinados», aseguró.  Sin embargo, luego del impresionante despliegue por la presencia del vicepresidente y jefes policiales, la zona aún se mantiene despoblada de agentes policiales y del ejercito.

Ortiz y varios funcionarios asistieron a referida zona este fin de semana, en donde el vicemandatario se comprometió a solucionar la inseguridad de la zona. “Este es un mensaje claro para los criminales que van a caer y van a pagar caro por sus acciones”, señaló el funcionario.

Además, el subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), César Flores Murillo, también asistió a lugar y mencionó que le van a dar continuidad a las investigaciones hasta dar con todos los responsables. “Vamos a buscar a todos los hechores hasta debajo de las piedras”, dijo.

También puedes leer: PNC a pandilleros de la Montreal: “Vamos a buscar a todos los hechores hasta debajo de las piedras”

Sin embargo y a pesar del compromiso adquirido por los funcionarios, la zona continúa careciendo de unidades de seguridad que proporcionen estabilidad a la zona y mayor tranquilidad a los habitantes, reportaron varios medios nacionales.

Los habitantes de la zona aseguraron que es bastante peligrosa por lo que se necesita mayor presencia de la Policía Nacional Civil (PNC) para sentir más seguridad al transitar por la zona que, además, carece de iluminación en horas nocturnas. «Solamente un ratito ponen a los policías y después se van» aseguró una habitante de la zona.