VMT busca poner paro a irrespeto de leyes de tránsito por parte de motociclistas

Estar estacionado con tu automóvil en semáforo en rojo, respetando el paso peatonal, y que motociclistas pasen en medio de los vehículos y se te pongan adelante, irrespetando dicho paso de personas; o que vayas a hacer un giro a la izquierda y te das cuenta que casi golpeas a un ciclista que iba a ese lado de forma ilegal. Esto es lo común en el país, en el que nadie hace nada por hacer cumplir las leyes.

Ante esa situación el viceministro de Transporte, Nelson García, tiró la pelota a los diputados. Su argumento es que  los diputados de la Asamblea Legislativa tienen desde 2012 una reforma a la Ley de Tránsito y Seguridad Vial para endurecer las multas a quienes violenten la ley, sobre todo las motocicletas.

Usar chalecos reflectivos y cascos que cumplan con el reglamento establecido son de las principales reformas, ya que en el mayor número de accidentes de tránsito están involucrados motociclistas. Además, se busca que se autorice a los gestores de tránsito multar a conductores y motociclistas que usen carril auxiliar para transitar, o que conduzcan en la línea amarilla.

Las autoridades de tránsito están preocupados principalmente por el incremento en los accidentes en motocicleta. Del total de fallecidos el año pasado, 239 iban en motocicleta y para este año las cifras ya son alarmantes.

«Las reformas van encaminadas a endurecer sanciones a conductores sobre todo de motocicletas  irresponsables y peligrosos que generan accidentes» dijo García.

«Debemos de ser responsables a la hora de conducir una motocicleta», enfatizó.

Para García, actualmente los motociclistas utilizan cualquier tipo de casco que muchas veces no va en camino a salvar su vida y en casos extremos se ha observado que el pasajero no lo lleva.

Según el funcionario, hasta el 2016 habían 187,293 motocicletas circulando en El Salvador, cifra que va en aumento lo cual es preocupante para las autoridades de transporte.

La reforma a la Ley de Tránsito se presentó a la Asamblea Legislativa desde el año 2016 pero no ha habido respuesta por parte de los diputados. «Es claro que no hay voluntad de aprobar reformas que pueden salvar vidas», aseveró.