EUA revisaría 5 años de historial de redes sociales para otorgar visa a quienes viven en países con maras

El Salvador está bajo la mira de la nación norteamericana, por ser donde se originó la MS, según lo ha señalado Trump, a quienes les ha declarado la guerra.

Obtener la tan anhelada Visa para ingresar a Estados Unidos se pone cada vez más difícil. La nación norteamericana está analizando pedir la información colocada en las redes sociales de personas que desean entrar al país, como parte de la nueva política del gobierno de Donald Trump de intensificar la indagación de antecedentes de inmigrantes y visitantes. Esto podría ser aplicado a partir del 18 de mayo próximo.

Ya el Departamento de Estado ha solicitado comentarios públicos en torno a la iniciativa, por medio de un comunicado oficial. Pero al mismo tiempo, solicitó la aprobación de la oficina de presupuesto de la Casa Blanca, lo cual le permitiría aplicar la medida por 180 días.

La norma se aplicaría a extranjeros que merezcan una revisión adicional, como por ejemplo los que hayan viajado a territorios controlados por grupos terroristas o que vivan en esos lugares. El Departamento de Estado calcula que la norma afectaría a un 0,5% de los solicitantes de visas a Estados Unidos, o unas 65.000 personas.

El Salvador está bajo la mira de la nación norteamericana, por ser donde se originó la MS, según lo ha señalado Trump, a quienes les ha declarado la guerra y amenazado con deportarlos a suelo salvadoreño.

El Salvador mismo no logra vencer a los grupos de pandillas y maras quienes siguen atemorizando, extorsionando, secuestrando y asesinando, generando órdenes desde las cárceles.

Qué significa esto de las redes sociales

Los que soliciten Visa tendrían que revelar dónde han trabajado y a dónde han viajado en los últimos 15 años. Tendrían que dar sus direcciones de correo electrónico, números de teléfono y apodos que han usado en las redes sociales los últimos cinco años, además de los nombres y fechas de nacimiento de todos sus hermanos, hijos, y cónyuges actuales y pasados. No tendrían que revelar sus contraseñas y no se les averiguaría ni cambiaría sus niveles de privacidad en sus cuentas de redes sociales.

Actualmente, a los solicitantes de visa sólo se les pide la información de empleo y de viajes de los últimos cinco años, y no se les pregunta nada sobre sus hermanos.

Desde el año pasado, las autoridades migratorias han pedido datos de redes sociales a algunos de los extranjeros que llegan al país en los puestos fronterizos, pero tal información no se les exigía en sus solicitudes de visa.

El Departamento de Estado dice que desea la información adicional “a fin de evaluar más estrictamente a los solicitantes por la posibilidad de que estén vinculados con terrorismo o tengan cualquier otra condición de seguridad nacional que imposibilite su ingreso”.

La propuesta viene después de que en marzo se le pidió a todas las embajadas y consulados de Estados Unidos elaborar criterios para designar “conjuntos demográficos” que merezcan un mayor escrutinio antes de recibir visas estadounidenses. Con informes de agencia internacionales y el Nuevo Herald.