EUA aprueba $655 millones para Alianza para la Prosperidad

Nueva asignación exige perseguir a funcionarios y exfuncionarios sospechosos de corrupción.

El Congreso de Estados Unidos aprobó el jueves un paquete multianual de 655 millones de dólares para El Salvador, Honduras y Guatemala, destinados al plan Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte de Centroamérica.

La Cámara de Representantes y el Senado enviaron al presidente Donald Trump el texto de la legislación conocida como Ley Consolidada de Apropiaciones H.R. 144, que contiene el financiamiento del gobierno estadounidense hasta el 30 de septiembre, cuando venza el actual año fiscal 2017.

El texto de la legislación establece que para desembolsar esos recursos, los países beneficiarios deben cumplir una serie de requisitos. El informe debe ser rendido al Congreso por el secretario de Estado, Rex Tillerson.

Entre los requisitos para desembolsar el 25 por ciento de esos recursos se encuentran informar a sus ciudadanos sobre los peligros del viaje sin documentos hacia Estados Unidos.

Además, combatir el tráfico y la trata de personas, cooperar con el gobierno de Estados Unidos y sus agencias  para facilitar el retorno, repatriación y la reinserción de los indocumentados retornados que no cumplan con las condiciones para recibir asilo, de acuerdo con las leyes internacionales.

Para desembolsar un 50 por ciento adicional, los tres países deben trabajar de la mano con una entidad autónoma supervisora del plan.

También combatir la corrupción, incluyendo la investigación y persecución de funcionarios y exfuncionarios sospechosos de ese delito.

La embajadora de Estados Unidos, Jean Manes, habló ayer acerca de la cooperación estadounidense a la región, y dejó claro que El Salvador y los otros dos países deben ceñirse a los criterios impuestos por el Congreso.

En enero de este año el Triángulo Norte comenzó a recibir recursos de un paquete de ayuda por $750 millones.

El plan busca atacar en los países de origen las causas de la inmigración indocumentada a Estados Unidos, entre ellos la violencia y la falta de oportunidades.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador agradeció en un comunicado de prensa la aprobación de los fondos. “El gobierno de El Salvador…considera que esta decisión es una muestra clara de la apuesta de las autoridades estadounidenses por continuar apoyando de manera firme los esfuerzos de prosperidad y seguridad en el Triángulo Norte”, dijo el pronunciamiento.

Cancillería dijo que al país le corresponden de los nuevos fondos $72.7 millones para 2017, un incremento del 8 por ciento con respecto a la asignación del año pasado.