Bertrand Galindo: El discurso del FMLN es grave, incendiario y peligroso

A criterio del exministro de Seguridad ya se está en un proceso de fraude electoral.

El abogado y exministro de Seguridad, Francisco Bertrand Galindo, dijo esta  mañana que el Gobierno del FMLN está utilizando un discurso «grave, incendiario, peligroso y desafortunado» pensando en los próximos comicios electorales, incluso tras la construcción de un fraude electoral. «Puede ser que el fraude (electoral) ya esté en proceso. Un pre fraude bien hecho hace que sea difícil pelear el fraude», afirmó.

«Así como estoy viendo las cosas que se están polarizando no las posiciones si no los discursos el destinatario más importante de esos discursos incendiarios de que ya viene la revolución es para las bases», mencionó.

Según explicó el exministro, El Salvador está inmerso en relaciones internacionales, en las que tiene aliados que son importantes. «Ya no tiene la chequera de Venezuela y si de verdad se quieren hacer las cosas, se tiene que trabajar con los organismo internacionales y los organismos internacionales siguen patrones que no son los de esos discursos», agregó.

Galindo se refirió a los discursos que dio ayer el Presidente de República, Salvador Sánchez Cerén, y el secretario del partido FMLN, Medardo González, durante la celebración del Día Internacional del Trabajo. A su criterio el FMLN está jugando con la sostenibilidad de su propio Gobierno.

«Creo que es desafortunado, es muy peligroso ese discurso, creo que es grave, recordemos lo que pasó cuando empezaron con un discurso similar y que terminó con el asesinato de los policías por uno de los grupos más radicales del FMLN, y otra vez volvimos a ver esas cosas que ya no las veíamos… ¡enmascarados pintando cosas, dañando cosas, literalmente un llamado para una guerra política creo que es desafortunado!», agregó en la entrevista de Frente a Frente.

El analista va más allá. El peligro de las finanzas del país, dijo, pasa por un discurso concertador, de unidad, no por uno que señala a su oposición como «ladrona», «desestabilizadora». Para Galindo, en el discurso, el mandatario se atrevió a llamar a la sublevación contra empresas y empresarios, a marchar por una reforma de pensiones de como la quiere el Gobierno y no como debería de ser en beneficio de los salvadoreños.

«Son declaraciones bien duras, estamos en ese ambiente que no nos ayuda mucho, ojala que solo sea para ello. Una forma  de detener esto es que la ciudadanía tome nota del peligro que nos estamos jugando y que empiece a hacer  la presión que tiene que hacer», consideró el exministro.