Un teniente y un capitán son condenados a 25 años de prisión por asesinato de un cadete

Además fueron condenados a 23 años de prisión tres ex cadetes vinculados a este caso.

El tribunal de sentencia de Santa Tecla decretó una condena de 25 años de prisión para un teniente y un capitán vinculados en el asesinato del  cadete Juan Carlos Zelaya; además, la condena abarca a tres ex cadetes vinculados a este caso, quienes deberán purgar una condena de 23 años de prisión.

Zelaya, quien era estudiante de primer año, murió en la Escuela Militar durante una sesión de adiestramiento el 3 de octubre de 2014, en donde los oficiales a cargo no se aseguraron de contar con las medidas necesarias y que se siguieran las normas establecidas. A Zelaya los cadetes de cuarto año le aplicaron el “minuto loco”, a pesar que es una práctica proscrita en la Escuela Militar.

Los oficiales condenados son el capitán Rafael Cañas Abarca, el teniente Jairo Orlando Baires Salinas y a  los excadetes  Jaime Isaac Lemus Martínez , Enmanuel Navas Contreras y Giovani Ernesto Rosales Grijalva.

En este proceso penal declararon aproximadamente 30 testigos de cargo, entre ellos cadetes de primero, segundo y cuarto año, un coronel y oficiales superiores que vieron la forma en que se desarrolló la prueba donde se ahogó Zelaya.

 ¿Como sucedieron los hecho?

El 3 de octubre de 2014, el cadete de 18 años cursaba su primer año de estudio y se disponía a recibir su practica denominada «flotación» en la piscina de referido centro de estudios. En ese momento al joven se le aplicó una practica denominada «el minuto loco», que consiste en sujetarle de los pies en un lapso de 60 segundos e introducirlo en el agua, a pesar de que dicha practica ya estaba prohibida. El joven falleció aproximadamente a la 05:20 pm. y aunque fue trasladado a un centro asistencial no sobrevivió.

Según las pruebas recabadas por el Consejo de Estudios de la institución señalan que los cadetes de primer año fueron amenazados previamente a las practicas de flotación en la piscina.