UCA: Los salvadoreños están cansados de los políticos y habrá mayor abstencionismo

La poca transparencia de los políticos así como los altos niveles de corrupción de funcionarios puede llevar a un abstencionismo de los ciudadanos en las próximas elecciones, por el desencanto con los funcionarios

Cortesía El Faro.

José María Tojeira, director del IDHUCA, y Andreu Oliva, rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), consideran que los salvadoreños ya están cansados de la política partidaria salvadoreña, a tal grado que el desencanto causará mayor abstencionismo en las siguientes elecciones, tanto para alcaldes y diputados como para presidente de la república.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) y los partidos políticos acordaran que el 4 de marzo de 2018 se lleven a cabo los comicios, y de la composición legislativa no solo dependerán reformas a leyes, sino además, quiénes ocuparán algunas de las sillas de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, específicamente de la Sala de lo Constitucional, vilipendiada por fallos que han incomodado a sectores políticos.

Oliva considera que la ciudadanía está «condenada a participar en este sistema democrático, que no esta funcionando bien», lo que causará «abstenciones mayores, debido a ese cansancio, frustración». Añade que la población no ve cambios en los políticos  y eso de alguna manera genera desconfianza y frustración.

Tojeira suma que la poca transparencia de los políticos contribuye a mayor abstención, por lo que sugiere un diálogo más sincero y serio por parte de los políticos. «Yo lo que pienso es que cada vez tendremos abstenciones mayores, siempre habrá participación, siempre habrá partidos políticos más fuertes con presencia en el electorado, pero sí vamos a encontrar una menor participación, mayor abstención por ese cansancio, frustración porque no se ven cambios de los partidos y responsabilidad, pues la gente ve como personas dicen hoy una cosa y mañana otra», dijo.

Ambos coinciden en otro elemento que perjudica en la credibilidad de los políticos: falta de presupuesto adecuado para elecciones.

Ayer, los diputados de los partidos FMLN, GANA, PCN y PDC votaron a favor de un recorte de casi 14 millones de dólares al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para los próximos comicios. Esto ha sido considerado por ARENA como parte de un «plan para fraude electoral».

Mientras que los magistrados del TSE han advertido que el conteo será a mano, despacio, lo que puede generar especulaciones y zozobra. Para garantizar un proceso transparente, había solicitado casi 40 millones de dólares, pero no se lo aprobaron, porque supuestamente el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, demostró que no necesitaban tanto dinero.

Tanto Tojeira como Oliva manifiestan que de alguna manera, el recorte presupuestario al TSE es peligroso, y que además los recortes presupuestarios no se realizan en todas los órganos del Estado. «Se habla de austeridad, pero no es la austeridad para todos los órganos del Estado, cuando la austeridad debería ser para todos, la Asamblea Legislativa, Corte Suprema de Justicia, Tribunal Supremo Electoral», expresaron en la entrevista de Noticiero Hechos.

Oliva dice que la situación es cada vez es peor y más critica por lo que es necesario poder llegar a un acuerdo para que la situación no se vuelva más crítica. «Hemos mirado las cosas siempre a muy corto plazo, se requiere de un acuerdo que piense en el país».

Ayer, la Universidad Francisco Gavidia (UFG), dio a conocer su última encuesta en la que confirmaba que de cada 100 salvadoreños, 65 no tienen nada de confianza en los partidos políticos. Además, que 68 de cada 100 o han pensado por quién votar.