Estudio UTEC revela el peligro de llevar niños al centro capitalino por altos niveles de contaminación

Otra de las prohibiciones es no construir viviendas cerca de refinerías y tanques de almacenamiento por las sustancias que emanan.

El estudio denominado «Diagnóstico de contaminación atmosférica por emisiones diésel en AMSS», presentado por la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC), reveló el peligro de llevar a niños al centro de San Salvador por los altos niveles de contaminación.

Hay que «evitar llevar infantes a la zona céntrica de San Salvador ya que la contaminación encontrada puede dañar en mayor proporción el sistema respiratorio de los infantes causándoles fibrosis pulmonar cicatrización de los pulmones», recomiendan luego de realizar el estudio a la atmósfera en San Salvador y Santa Tecla en el que determinaron que hay grandes cantidades de contaminantes.

La institución académica para realizar la investigación tomó muestras de emisiones de vehículos en los puntos antes mencionados y detectó cantidades elevadas de tóxicos en el aire. «Todas las concentraciones encontradas rebasan el límite umbral de exposición establecido», dice el informe.

«En los lugares muestreados de las zonas metropolitanas de San Salvador y Santa Tecla fue evidente la presencia de benceno, un hidrocarburo liquido incoloro, tóxico, inflamables y carcinógeno (cancerígeno)», detallas.

Es decir, que un carcinógeno o cancerígeno es un agente físico, químico o biológico potencialmente capaz de producir cáncer en las personas que están expuestas. «En la mayoría de lugares  se pudo calcular, pues las concentraciones superaban fácilmente la escala de 50 ppm, siendo esto peligroso para las personas que se encuentran cercanas a las vías de transito de automotores».

El estudio fue realizado por el investigador José Remberto Miranda Mejía, quien desarrolla diferentes trabajos investigativos relacionados a la gestión ambiental, contaminación por residuos industriales, contaminación atmosférica entre otros.

«Evitar el contacto con la piel de diferentes tipos de combustibles, sus derivados y gases por evaporación. Se recomienda  usar mascarillas en lugares de trabajo  donde se utilizan combustibles diésel y gasolina», son otras de las recomendaciones de Mejía.

El investigador asegura que es importante que en un corto plazo se disminuya el uso de combustible diésel hasta el punto de prohibirlo en mediano plazo como ya lo hicieron otros países. «Cambiar el sistema de combustión de los motores del transporte colectivo, camiones, cabezales y vehículos particulares a híbrido».

Otra de las prohibiciones es no construir viviendas cerca de refinerías y tanques de almacenamiento por las sustancias que emanan.