Presidente de ANEP : Gobierno permitirá el paro de transportistas de carga y bloqueo en las fronteras

El paro de transportistas y bloqueo de fronteras afectará el comercio entre ambas naciones, por ende sus economías.

Transportistas de carga tanto de El Salvador como de Guatemala han anunciado paro de transporte y bloqueo en las diferentes fronteras entre ambas naciones, como medida de presión ante la burocracia y los nuevos requisitos impuestos.

Los transportistas aseguran que se ha afectado seriamente la fluidez del comercio, por ende el crecimiento de la economía, por lo que como medida de urgencia bloquearán las aduanas.

«Los nuevos requisitos para los transportistas de carga han hecho que el proceso ahora sea mucho más lento», expresaron los transportistas.

Esta mañana, el presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Luis Cardenal, consideró como preocupante la situación, porque las facilidades aduaneras se han perdido, en lugar de trabajar en  la agilidad y ayudar así y crecimiento del comercio. Cardenal asegura que con estos problemas, el Gobierno está provocando medidas emergentes por parte de los transportistas de carga, como la del paro y el bloque, el cual afectará mucho.

A su juicio, existe falta de voluntad del Gobierno para resolver estos problemas que «son tan graves y que llevan a amenazas como la planteada por transportistas de cerrar y bloquear las fronteras». «Ojalá que eso no se de el paro, que logremos evitarlo, porque eso va a generar un caos terrible, ellos dicen que no van a entrar verduras, vegetales, y se van a cerrar todas las fronteras», añadió.

Manifiesta que las denuncias por el incremento de inspecciones, tramitologías, y burocracia ha hecho que mercadería demore por varios días la salida de la carga de las aduanas, por lo que la  facilitación del comercio y crecimiento de economía se queda corta.

Para Cardenal,  es necesario tener una visión de país compartida, porque no pueden haber dos visiones de lo que se tiene que hacer, pues repercute en los salvadoreños, el costo de la vida, empleos, entre otros.

Concluye que en las aduanas su objetivo es tener más y tener más control, no facilitar, cuando lo que se debe buscar es el crecimiento de la economía.

Presión fiscal y facilidad en aduanas

«El hecho que tengamos una presión  fiscal hace que la visión prioritaria de las aduanas, sea su prioridad recaudar y más control, no facilitar,  cuando deberíamos de buscar más facilitación del comercio y crecimiento de economía», recalcó Cardenal en la entrevista Frente a Frente de TCS.

Detalló que son siete gremiales que trabajan en la facilitación del comercio y que han evaluado 172 cosas que se deben mejorar, y solo necesitan voluntad.  «Se hicieron esas propuestas, han estado en la mesa durante más de tres años y no se han cumplido, después de algún tiempo en la Asamblea Legislativa se creó una comisión y se hizo una nueva ley con la que se esperaba se agilizarán los trámites, pero esa ley aún esta en Casa Presidencial y no ha sido sancionada», expresó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL), Javier Steiner, expresó que es preocupante que haya un «sobre control en las aduanas», al punto que la burocracia está paralizando el comercio, demasiados trámites, pero dónde está el alto al contrabando y el trabajo contra este.

Puntos ciego

El empresario insiste  que no se está realizando control en los puntos ciegos,  y en todo el comercio en general;  «en lugar de estar ahogando a los empresarios que con mucho sacrificio exportan y traen mercadería de la manera legal, cumpliendo con todos los requisitos, pero a dónde esta el alto al contrabando», lamentó

Steiner considera que con la llegada del nuevo director se han hecho cambio de prioridades que no benefician al comercio, volviendo más lento el proceso.

El empresario dijo que hay empresas que tienen contenedores retenidos, que no han pasado desde hace un mes. Indicó que eso hace vuelve al país menos competitivo.

Steiner afirma que están a favor que haya control y se cumpla la ley, pero no que haya más discrecionalidad, pues «a más mercadería que pase por las aduanas, más comercio, más recaudación habrá». «Entre más agilicemeos el comercio, más se beneficiará el país, pero estamos en un país menos competitivo, la ineficiencia está más que clarísima.