Así se celebra el fin de año en diferentes países del mundo

Las costumbres y creencias para celebrar y recibir el Año Nuevo varían de unos países a otros y cada uno tiene su toque llamativo

Las uvas, los cotillones, las prendas interiores rojas, el anillo en el champán y las matasuegras son algunos de los elementos típicos de la noche de fin de año en España. En el resto del mundo, existen otras costumbres para despedir el año y dar la bienvenida a otro nuevo tanto en el ámbito gastronómico como en el de ocio.

Noruega

Los noruegos degustan platos de pescado o costillas de cordero en salazón durante la última noche del año. Además, la persona que encuentra la almendra en las gachas de arroz está llamando al éxito.

Alemania

Los alemanes despiden el año brindando en honor a San Silvestre y las familias también lanzan fuegos artificiales y encienden hogueras, todo con la intención de ahuyentar a los malos espíritus.

En este país, es costumbre dejar en el plato hasta pasada la medianoche, las sobras de la cena, Esto asegura una nevera llena en el nuevo año.

También celebran la ceremonia ‘bleigleseen’, una práctica que consiste en fundir una barra de plomo y verterla en vasos para que vuelva a solidificar. Las formas que adquiere una vez sólido son las predicciones de futuro.

Italia 

celebran la Notte di capodano las lentejas son el plato protagonista de las cenas ya que significan abundancia, prosperidad y fortuna para el próximo año. Además, en algunas zonas como Nápoles o Sicilia se deshacen de muebles y platos viejos tirándolos por la ventana para eliminar las cosas malas. También rompen la vajilla, que han usado para la cena.

Escocia

Es uno de los países más curiosos en sus celebraciones realizan el ‘Hogmanay’, una fiesta en la que queman un barril de madera para tirarlo calle abajo.

Simboliza la eliminación de obstáculos para el año nuevo, También basan su año, en el rostro de la primera persona que vean entrar: si tiene buena apariencia, significa buenos augurios. Por el contrario, si no la tiene, la mala suerte llegará al hogar.

Dinamarca

Los daneses el año nuevo es un tanto ruidosa e incluso peligrosa, y es que para ellos no hay nada mejor que deshacerse de los malos augurios y despedir al año viejo con la entrada de la puerta de casa llena de platos rotos.

Según los daneses, romper platos contra la pared de un amigo o familiar, al finalizar la cena tradicional de fin de año, no solo fortalecerá la relación, sino que es la mejor forma de expresar nuestros buenos deseos a las personas que queremos.

Japón

En Japón celebran la llegada del año nuevo de con una forma muy espiritual.

Siguiendo la tradición budista, un total de 108 campanadas serán las responsables de alejar los 108 pecados terrenales que afectan al ser humano según esta filosofía, entre los cuales se encuentran la ira o el deseo. Pecados que según la tradición es necesario eliminar para poder recibir el año nuevo con el alma purificada. Así, cada uno de los templos budistas realizará este tañir de campanas con motivo de la llegada del año nuevo.

Irlanda

En Irlanda, la llegada del nuevo año está muy vinculada al amor. A los irlandeses les encanta adornar sus casas con ramitas de muérdago. Las chicas solteras incluso utilizan una pequeña ramita de esta planta para colocarla bajo la almohada en la víspera de año nuevo, ya que de este modo esperan encontrar al amor de su vida.

China

Una de las celebraciones más conocidas del año nuevo es la que se realiza en China, una tradición que cuenta con más de 3.000 años de antigüedad. Sin embargo, a diferencia del resto de países, en China el año nuevo se rige en función de los ciclos y de las fases de la luna, por lo que no existe una fecha exacta sino que esta va variando cada año.

Las lámparas y los faroles inundan las calles, las cuales se adornan predominando el color rojo, el cual simboliza la protección y la buena suerte. Los chinos celebran alegremente la llegada del nuevo año con numerosos desfiles en los que exhiben a uno de sus símbolos más preciados, el dragón.

Egipto

La festividad del nuevo año en Egipto es una de las más especiales y originales del mundo. La víspera de la llegada del año venidero reúne a los ciudadanos en la mezquita de Muhammad Alí, sobre una colina de El Cairo, para observar la luna y esperar la llegada del año que comenzará.

India

En la India la llegada del nuevo año (el año nuevo hindú para ellos), conocido con el nombre de Diwali, está lleno de luz y de color. El ritual con el que acostumbran a celebrar tan feliz acontecimiento es conocido con el nombre de Rangoli, y se estima que cuenta con más de 5.000 años de antigüedad. Se celebra en función de la luna nueva del mes de Kartika hindú.

El Rangoli se basa en la creación de diferentes figuras y dibujos, los cuales se rellenan con polvo de diferentes colores, creando un juego de tonalidades de lo más festivo y alegre. En el centro de estos dibujos se colocan lámparas de aceite para iluminarlos.

La llegada del nuevo año simboliza además la victoria del bien y de la luz sobre el mal y la oscuridad. Es el momento de reconciliarse con los enemigos, de renovar las casas, pintarlas y limpiarlas, comprar ropa, orar y llenar el cielo de fuegos de mil colores.

Fin de Año, la última noche del Año o Año Viejo, y aun que las tradiciones son diferentes en todo el mundo, todas las culturas que existen celebran el inicio de un Nuevo Año, dejando atrás las dificultades del año que se va.