Niña migrante de El Salvador murió bajo custodia de EE.UU. y el caso no se hizo público en su momento

Una niña de nacionalidad salvadoreña de 10 años murió cuando estaba bajo custodia de Estados Unidos el pasado mes de septiembre.

Según algunos medios internacionales este caso no se hizo público en su momento sino hasta ahora que la cifra de niños fallecidos bajo la custodia de EE.UU se ha elevado a seis.

El 4 de marzo de 2018, la niña entró bajo el cuidado de una Oficina de reasentamiento de refugiados en San Antonio, Texas, en un estado «médicamente frágil» según un comunicado Mark Weber, portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), que proporciona atención a menores no acompañados.

Después de un procedimiento quirúrgico no especificado, surgieron complicaciones que dejaron a la niña en estado de coma, agregó Weber.

Tras salir del hospital en mayo, la niña fue enviada a un centro de enfermería en Phoenix, Arizona, para recibir cuidados paliativos.

El 26 de septiembre, fue trasladada a un centro de enfermería en Omaha, Nebraska, para estar «más cerca de su familia», afirmó Weber, pero murió tres días después debido a «fiebre y dificultades respiratorias».

Aunque los funcionarios no están obligados a hacer públicos los fallecimientos, el congresista demócrata de Texas, Joaquín Castro, acusó al gobierno de encubrir la muerte.

«Es indignante que otro niño haya muerto bajo la custodia del gobierno y que el gobierno de Trump no se lo haya dicho a nadie», dijo Castro, quien el martes habló de una «epidemia de muerte» en la zona fronteriza.

El pasado lunes 20 de mayo un adolescente guatemalteco de 16 años identificado como Carlos Gregorio Hernández Vásquez murió en un centro de detención en Texas y hasta el momento no hay un anuncio oficial sobre la causa del fallecimiento.

Con información de BBC Mundo.

También te puede interesar leer: