Queman a un hombre porque les prohibió drogarse cerca de su ventana

"Estaban vendiendo alucinógenos a las afueras de la casa de mi tío, él salió a hacer el reclamo, que se hicieran en otro lado, y uno de ellos le dijo que lo iban a quemar sí seguía molestando, y efectivamente él se fue a dormir y le rociaron gasolina", contó Felipe Saldarriaga, sobrino de la víctima.

Con el 60% de su cuerpo quemado resultó un hombre de 58 años de edad, identificado como William Saldarriaga, luego de pedirle a un grupo de jóvenes que no se drogaran cerca de su vivienda, ubicada en el barrio popular San Luisito, al oriente de la ciudad de Cali.

El hecho se habría presentado el pasado viernes 26 de abril, cuando Saldarriaga se asomó en la ventana de su casa y vio un jíbaro vendiendo marihuana a un grupo de jóvenes. Molesto les exigió que fueran a consumir el estupefaciente en otro lado.

Los jóvenes enfurecidos se fueron, pero regresaron al poco tiempo con un galón de gasolina que rociaron por fuera de la vivienda y dentro de ella a través de las ventanas, y acto seguido la prendieron en fuego con Saldarriaga dentro.

«Estaban vendiendo alucinógenos a las afueras de la casa de mi tío, él salió a hacer el reclamo, que se hicieran en otro lado, y uno de ellos le dijo que lo iban a quemar sí seguía molestando, y efectivamente él se fue a dormir y le rociaron gasolina», contó Felipe Saldarriaga, sobrino de la víctima.