[VÍDEOS] Sube la cifra de muertos por frío extremo en EEUU

La nevada ha causado el cierre de escuelas y negocios, y la cancelación de más de 1,600 vuelos de los aeropuertos de Chicago.

La ola de frío extremo que azota la región del medio oeste de Estados Unidos, con temperaturas más gélidas el miércoles que las del Polo Sur o Alaska, ha paralizado las principales ciudades de esta región dejando un saldo provisional de siete muertes relacionadas con la tormenta.

La nevada ha causado el cierre de escuelas y negocios, y la cancelación de más de 1,600 vuelos de los aeropuertos de Chicago. El clima incluso provocó que el Servicio Postal de EEUU suspendiera la entrega de correspondencia en una vasta región.

Cientos de escuelas públicas y varias grandes universidades desde Dakota del Norte hasta Pensilvania cancelaron clases, y los residentes se resguardaron al interior cuando el Servicio Nacional de Meteorología pronosticó temperaturas desplomándose debido a una de las masas de aire más frías en años.

El intenso frío es resultado de una división del vórtice polar que ha empujado hacia el sur a masas de aire gélido.

En Chicago, las temperaturas seguían cayendo tras bajar por la mañana del miércoles a -19 grados Fahrenheit, rompiendo el récord previo para el mismo día, fijado en 1966. Las barredoras de nieve quedaron inactivas por la madrugada en el suroeste de Minnesota, donde las temperaturas cayeron a -29 grados Fahrenheit. La temperatura en Fargo, Dakota del Norte, llegó a -31 grados Fahrenheit.

El Servicio Nacional de Meteorología advirtió que una sensación térmica de -25 grados Fahrenheit puede congelar la piel en 15 minutos.

Las autoridades en la región estaban concentradas en proteger a las personas vulnerables, incluso los desamparados, los ancianos y los residentes de viviendas en mal estado. Algunos autobuses fueron convertidos en albergues móviles con calefacción para ayudar a los desamparados en Chicago.

Un hombre de 70 años apareció el miércoles congelado en Detroit, informó la policía de esta ciudad de Michiga. 

Esta muerte se sumaría a otras relacionadas con esta ola de frío polar, después de que un hombre falleciera el fin de semana en Minesota al no poder entrar en su vivienda por haber perdido las llaves y un individuo que cayó fulminado cuando paleaba nieve.

Las autoridades también achacan al mal tiempo la muerte de tres personas que murieron en accidentes de tráfico en esta región del medio oeste del país.

Aproximadamente 1,300 de los vuelos cancelados el miércoles fueron en el aeropuerto internacional de O’Hare de Chicago, uno de los más transitados del país. El vocero de la aerolínea United Airlines, Charlie Hobart, dijo que “todo tiende a bajar de ritmo” durante el frío extremo, incluida la fuerza laboral, carga de combustible y equipo. Calificando a las temperaturas de “peligrosas”, Hobert dijo que la aerolínea agregaría trabajadores adicionales y proporcionaría carpas con calefacción a sus empleados.

Los gobernadores de Illinois, Wisconsin y Michigan declararon estados de emergencia ante la amenaza de frío más intenso. En Chicago, importantes atracciones cerraron por el mal clima, incluido el zoológico Lincoln Park, el Instituto de Arte y el Museo Field.

“La gente no quiere estar afuera en este momento”, dijo Brennan Ellis, de 53 años, que se hospeda en los Ministerios de la Misión de Rescate de Detroit.

Chicago convirtió cinco autobuses en centros improvisados con calefacción que se movían alrededor de la ciudad con algunas enfermeras a bordo para motivar a los desamparados a resguardarse del frío.

“Llevamos los albergues calientes a ellos, para que puedan estar cerca de sus cosas y aun así calentarse”, dijo Cristina Villarreal, vocera del Departamento de Familia y Servicios de Apoyo de la ciudad.

Las tribus indoamericanas en el norte centro del país hacían todo lo que podían para ayudar a sus miembros con dispositivos para calentarse. El frío extremo es “una situación de miedo” porque gran parte de la vivienda es de mala calidad, dijo Chris Fairbanks, gerente de programa de asistencia energética del grupo White Earth de los ojibwa de Minnesota.

El frío intenso también afectaba la entrega de cerveza y un par de distribuidores del occidente de Wisconsin dijeron que retrasarían o suspenderían los envíos por temor de que la cerveza se congelara en sus camiones.