Ataque terrorista en Siria deja 20 muertos, entre ellos cinco soldados de EE.UU.

Según comunicó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, el mandatario estadounidense Donald Trump se encuentra al tanto de la situación.

En la ciudad Siria de manbij, un ataque terrorista por parte del Estado Islámico dejó como resultado cinco soldados de EE.UU. y otras quince personas fallecidas según afirma el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

La información previamente reportada sugiere que otros dos militares estadounidenses permanecerían heridos a causa del estallido ocurrido en esta localidad en el norte de Siria, reconocido como un ataque terrorista por parte del Estado Islámico.

Según los reportes el atentado tuvo lugar cerca de una patrulla de la coalición internacional liderada por EE.UU., en la proximidad de un restaurante donde se encontraban líderes del consejo militar local e invitados de una delegación sin nombrar. El ataque se realizó un día después que se reportará la liberación de una zona controlada al este del río Éufrates por parte de la coalición.

En redes sociales han aparecido imágenes del momento exacto del estallido, que según un sitio afiliado a la organización terrorista fue perpetrado por un atacante con un chaleco suicida.

SE LE ADVIERTE QUE EL SIGUIENTE VÍDEO PUEDE HERIR LA SENSIBILIDAD DE LAS PERSONAS

Según comunicó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, el mandatario estadounidense Donald Trump se encuentra al tanto de la situación. “El presidente ha sido informado por completo y continuaremos monitoreando la situación actual en Siria”.

El control sobre esta área, anteriormente ocupada por las posiciones del movimiento kurdo de las Unidades de Protección Popular (YPG), fue asumido a finales del año pasado por el Ejército sirio, que en diciembre de 2018 hizo entrada en Manbij, alzando la bandera nacional sobre la ciudad.

Las tropas gubernamentales fueron invitados por las propias milicias de las YPG, que habían expresado preocupación por la recientemente anunciada retirada de los soldados.

Turquía había prometido lanzar una ofensiva contra las YPG en territorio sirio al este del río Éufrates incluso si la retirada de las tropas de EE.UU. se retrasa. El grupo armado kurdo es considerado por Ankara como terrorista.