Un hombre paseaba tranquilamente mientras su familia negociaba su rescate

El hombre que exigía 31.250 dólares a su familia para su rescate, podría llegar a ser judicializado por el delito de secuestro extorsivo.

Elementos del Gaula de la Policía del Tolima en conjunto con la Fiscalía, ubicaron en una vía pública de Soacha, Cundinamarca (Colombia), al médico veterinario Juan Sebastián Marín, quien había sido reportado como secuestrado en el  municipio de Natagaima.

La familia de Marín recibió una llamada extorsiva exigiendo 31.250 dólares para  la liberación del sujeto, posteriormente que fue reportado su desaparecimiento. Debido a que no se llegó a un acuerdo con los “secuestradores”, la policía acordó realizar una redada.

En un primer momento se manejó que el hombre habría sido raptado mientras se movilizaba en una motocicleta con un trabajador de una de sus fincas, cuando hombres armados los interceptaron en la vereda Baloca, zona rural del municipio de Natagaima, y se lo llevaron.

Según declararon sus familiares todo parecía un secuestro extorsivo, pues ese mismo día los supuestos raptores les  llamaron para exigirle el dinero de su rescate.

Sin embargo, cuatro semanas  de investigación fueron suficientes para  descubrir que todo se trataba de un autosecuestro.

“Ubicamos a esta persona en vía pública, en el barrio Ciudad Latina de Soacha, quien al ser abordado por funcionarios del Gaula se identificó con otro nombre”, expresó  a RCN radio el coronel Jorge Eduardo Esguerra, comandante de la Policía del Tolima.

No obstante, por las características del hombre e imágenes facilitadas por sus padres, las autoridades comprobaron que era él y lo trasladaron a una estación para recoger sus versiones de los hechos, donde espera ser llevado ante un juez. Cabe destacar, que el hombre podría ser judicializado por el delito de secuestro extorsivo.