El macabro plan de una pareja de abuelos que asesinó a su exnuera para quedarse con los nietos

Según informaron las autoridades los abuelos tenían el deseo de criar a los niños como si fueran suyos.

Marcia Martins Miranda quien era asistente social de 41 años, madre de un niño de 4 años y una niña de 9 meses y recién separada del padre de los menores, había sido reportada como desaparecida por al menos un mes, según informaron las autoridades la última vez que la vieron ella se encontraba con sus ex suegros.

La policía investigó durante semanas hasta que descubrieron un macabro plan impulsado por el deseo de los padres de sus ex marido de quedarse con la custodia de sus nietos tras la separación.

Los abuelos fueron identificados como Fernando de Oliveira y María Izilda quienes fueron los primeros sospechosos tras la desaparición de Miranda, y están detenidos.

Según informaron las autoridades el 18 de octubre pasado, invitaron a Marcia a un banco con la excusa de ayudarla a abrir una nueva cuenta para que tuviera dinero para la manutención de los niños.

Después de esto le propusieron subir a un auto y la llevaron a una vivienda en el barrio Rio Pequeño, en los suburbios de San Pablo. Sus ex suegros le dijeron que la habían alquilado para que ella viviese allí con sus nietos,

«La llevaron en el auto hasta la casa que habían alquilado 12 días antes. La invitaron a recorrer la casa, y probablemente al llegar a la última habitación, la golpearon en la cabeza y luego la enterraron viva», contó el detective de la policía Mario Sergio Oliveira Pinto.

El pasado lunes 5 de noviembre, los policías cavaron un pozo en la vivienda de Rio Pequeño y allí encontraron el cuerpo de Marcia.

Según informaron las autoridades los abuelos le habían dicho a sus nietos que los llamaran «papá y mamá», en vez de abuelo y abuela. «Tenían el deseo de criar a los niños como si fueran suyos», según informaron los policías a los medios brasileños